domingo, 28 de septiembre de 2008

Maddie

Tengo entre mis manos un artículo de la periodista de divulgación Lola Delgado aparecido en la revista Muy Interesante. Habla de los métodos de la policía científica. La idea principal es que a estas alturas siglo XXI, con el desarrollo de las nuevas técnicas no hay crímenes perfectos sino pésimas campañas de investigación.
En España se cometen de 1000 a 1200 crímenes cada año, entre asaltos, grandes robos y asesinatos. El 90 por ciento se resuelven en menos de 48 horas. El resto son más laboriosos pero al final, los ciudadanos pueden saber quén, qué y como. Y, por supuesto, actuar en consecuencia. Solo un insignificante porcentaje no tiene desenlace.
El caso de Maddie Mc Cann es presentado como un caso cerrado sin resolución por una mala gestión investigadora. No se cerró a los curiosos la habitación de hotel, por lo que cualquier pista quedó neutralizada de raíz. Se comparó el caso con el de La Dalia Negra, en la que una mujer de color apareció en medio de un descampado partida por la mitad, con una B grabada en la frente. La primera testigo casi confunde el cadáver con un maniquí roto. Pues bien, aparecieron en la escena del crimen tantos morbosos amantes de las emociones fuertes, que para cuando llegó la policía de Los Ángeles ya quedaba poco que se pudiera hacer para garantizar una resolución del caso satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario