domingo, 25 de enero de 2009

la leyenda de los osos pandas


Cuentan en China que hubo un tiempo que los pandas eran de color blanco. Tenían como protectora a una muchacha. Un día la chica se enfrentó a un leopardo armada con una vara de bambú y resultó muerta.

Los pandas quedaron desconsolados. Lloraban continuamente. Se habían puesto una banda negra en las patas delanteras que destiñó con las lágrimas. Se frotaban los ojos, se daban palmadas de ánimo en la espalda con las zarpas, cuando no pudieron soportar más los sollozos de los otros pandas, se taparon las orejas. Por eso los osos panda son tan bonitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario