sábado, 24 de enero de 2009

Uzon, una leyenda siberiana.

En la península de Kamchatka existen unas dos docenas de volcanes, incluidos algunos inactivos. Destaca el volcán Kronotski, de 3521 metros de altitud. Tiene un gemelo no idéntico, situado al otro lado del río Kronotskaia. Y un poco mas la sudoeste se hallan la depresión que queda después de la erupción de un tercer volcán hace 40000 años. La cuenca está poblada de bosques de abedules y pinos enanos de Siberia. Es un lugar plagado de geiseres y fuentes termales. El hogar de Uzon, un personaje mitológico.
Uzon era amigo de los hombres, y los ayudaba sofocando las manifestaciones volcánicas de la región. Llevaba una existencia solitaria en lo alto de un monte. La razón de esta soledad era que había que evitar que los espíritus malignos supiesen donde moraba. Un día se enamoró de una mujer mortal llamada Naium y se la llevó a su escondite secreto. Fueron felices un tiempo, pero la joven añoraba su familia. Compadecido de la melancolía de su esposa, Uzon abrió una senda hasta lo alto de su montaña.
Fue el principio del fin.
Los espíritus malignos se enteraron, claro. "La tierra bostezó con un estrépito horrible, absorbiendo una gran montaña y el poderosos Uzon se convirtió en piedra para siempre", dice el etnógrafo G. A. Karpov acerca de esta leyenda.
Aún se le puede ver - si las autoridades rusas permitieran el libre acceso al Parque Natural de Kronotski- en lo alto de un pico del perímetro noroeste de la caldera, con la cabeza inclinada y los brazos extendidos.
Encontrarán fotografías de este maravilloso lugar al que solo unas pocas personas adineradas pueden acceder durante unas escasas horas en el número de este mes de National Geographic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario