lunes, 16 de febrero de 2009

Estado de la obstetricia en el mundo.

Dedicado a Manuela Eguiguren, la última partera de Basauri.
Las estadísticas afirman que en el África subsahariana, donde todos los partos son en el hogar, mueren 920 de cada 100000 niños entre la 22ª semana de gestación y la primera semana tras el parto. En Holanda, la cuna de las abanderadas del parto casero, la mortalidad supera 10 de cada 1000 niños, en los mismos plazos de tiempo. Sólo superan este promedio Francia y Luxemburgo. En España mueren menos de 4 fetos o bebés a término.
Los hospitales españoles han decidido optar por un parto más acorde con el ritmo de las gestantes. No se administran medicamentos para acelerar el proceso, y la anestesia epidural es optativa.
En cuanto a las parteras del Tercer Mundo, también ha habido avances. Una asociación feminista de Eritrea reparte entre las parteras equipos como guantes de látex, e incluso manuales de obstetricia para aquellas que saben leer. Se les entregan burros para que lleguen más aprisa a los hogares de las madres a cambio de que se comprometan a aceptar una claúsula según la cual no recibirán más material y se les confiscarán las monturas si acceden a practicar una ablación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario