viernes, 12 de marzo de 2010

Los gitanos del mar.


Los Moken son unos pescadores nómadas de la rama austranesia, que probablemente emigraron desde el sur de China hace unos 4000 años, y tras recorrer con sus pinazas a vela Malasia, se separaron de otros pueblos migratorios a finales del siglo XVII. Viven el el archipiélago de Mergui, unas 800 islas esparcidas frente a la costa de Myammar (antigua Birmania) a lo largo de 400 kilçometros del Mar de Andamán.

"Los Moken nacen, viven y mueren en sus barcos, y los cordones umbilicales de sus hijos se hunden en el mar", dice un poema épico de estos nómadas. De hecho, pasan 8 meses al año en alta mar a bordo de sus kabang, sus embarcaciones de vela.

"!Oh, joven!, que el viento colme tus velas. Ruego a las siete ráfagas que vengan y soplen, que impulsen la nave del joven que regresa al hogar", dice un poema sobre los kabang.

Según la motología de los Moken, esta vida errante fue impuesta por Sibian, una ancestral reina isleña, cuando su marido Gaman, el malayo, cometió adulterio con una hermana suya más joven. El kabang representaría el cuerpo humano, siendo la proa una voraz boca, y la popa, el ano.

En mayo, junio y octubre, los moken se refugian en las islas Lengan. Allí construyen con hojas de pandana viviendas provisionales, recolectan miel y reparan los kabang.

La religión Moken es animista. Labran y pintan unos totemes llamados "postes de los espíritus", usados por los chamanes para establecer contacto con los antepasados, en una ceremonia anual celebrada durante el último prelinulio de la estación seca. Se ofrenda a los antepasados arroz, licores, nueces de betely latas de refresco. El chamán entra en trance, prueba la sangre y las patas de una tortuga recién sacrificada, y pide favores a los ancestros.

La tortuga es un animal sagrado en el panteón Moken. Representa a todas las mujeres, especialmente las que son madres, como dadoras de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario