martes, 25 de mayo de 2010

The Bing Bang Theory, la serie.


Los científicos no son esas personas serias que se encierran en sus laboratorios a hacer cosas misteriosas para poder luego publicar en Science. También salen del laboratorio de vez en cuando para contar a los simples mortales cómo ocupan su tiempo, y lo más importante, en qué nos concierne a todos.


Ya sé que no todos los científicos salen al mundo real, pero los haberlos que lo hacen haylos. Y tenemos incluso la opoción de elegir cómo queremos que nos cuenten las cosas. Podemos tener a un señor serio como Punset, que habla con sus colegas delante tuyo en inglés en televisión, pero de forma clara. Tipos que publican artículos como Armentia. Tipos que hacen cosas espectaculares y dan conferencias como el paleoantrópólogo Arsuaga. Y tenemos gente que prefiere mostrarte lo que hacen mientras consiguen que te partas de risa. Es el caso del asesor científico de esta tronchante serie cómica, David Salzberg.


La serie es una sitcon norteamericana llemada The Big Bang Theory, que nos muestra a cuatro físicos del Cal Tech completamente disfuncionales, freaks, y desubicados frente a Penny, la superficial y atractiva vecinita de al lado.

El líder de los científicos chiflados es Sheldon, un ególatra. Es obsesivo- compulsivo. Por lo visto el personaje de Adrien Monk, el detective con ese mismo transtorno de otra serie, ambientada en San Francisco, ha creado escuela.

Hiward es un ingeniero, con un aspecto que recuerda al hermano cutre de mister Spock. Es el ligón patético del grupo. Nunca podrá conseguir nada de las mujeres, pero nunca se cansa. Vive con su madre judía, con la que no deja de discutir.

Raj es un astrofísico de origen hindú, uno de esos genios que aprueban el examen del IIT en Bangalore, pero no parece capaz de conseguir nada más a partir de ahí. Tímido patológico. Supera este defecto con alcohol, con tronchantes resultados.

Leonard y Penny, los dos personajes restantes, viven en medio de una relación de amor latente, pero que no termina de cuajar.

La muchacha se declara "sagitario y vegetariana. Aunque no le digo que no a un chuletón de cuando en cuando". Es una de tantas chicas de Los ángeles. Quería su lugar en Hollywood pero lo ha acabado encontrando tras la barra de un bar.

En todos los episodios se hacen alusiones a temas científicos. Saltzberg, el asesor científico de la serie, lo explica así:

"Supongamos que en un episodio hablo de materia oscura. En una sitcom lego a más gente que con un árido articulo científico, que sólo leen mis colegas. La gente curiosea en Internet de qué estoy hablando, les puede el diablillo de la curiosidad. Y sin curiosidad, no hay ciencia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario