sábado, 17 de julio de 2010

Submarino de narcotráfico.


Este ingenio naval mide 30 metros de eslora y está tripulado por 6 hombres. A diferencia de otras embarcaciones similares del crimen organizado, este submarino puede sumergirse a 20 metros de profundidad, por lo que es practicamente indetectable para los radares de superficie.
Esta nave fue requisada por el ejército de Ecuador, aunque fue construida en unos astilleros artesanales colombianos. En la redada en el astillero se detuvo a 50 trabajadores.
Estados Unidos y las autoridades de Colombia estiman que mas de 70 embarcaciones de este tipo llegan a la costa este de los Estados Unidos cada año. Los submarinos de la droga introdujeros mas de 400 toneladas de cocaína en los Estados Unidos sólo en lo que va de año.
La mayoría de estos sumergibles se sumergen unos escasos metros, sin ser detectados por el radar y terminan su viaje en América Central o en México. Luego el alijo es desembarcado, y enviado por carretera a los Estados Unidos. La mayoría de los submarinos son destruidos tras su primera singladura, pero el submarino requisado en Ecuador estaba diseñado para ser empleado de forma permanente.
Los expertos en inteligencia naval y lucha contra el crimen organizado creen que ingenieros de los países de la antigua Unión Soviética están asesorando a los narcos sobre como burlar los radares y como equipar un sumergible.
"Los narcos han agotado todos los medios de transportar sus nefastas mercancias por vía marítima, asi que, simplemente, se han vuelto más ingeniosos", nos dice en un comunicado de prensa Jay Bengman, director de la DEA para la región de la cordillera de los Andes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario