viernes, 10 de septiembre de 2010

!A quemar el Corán!

Un predicador de Florida está haciendo todo lo posible para llamar la atención del respetable público. Como se avecina el noveno aniversario de la destrucción de las Torres Gemelas, él ha decidido celebrarlo con la organización de una quema masiva de ejemplares del Corán. Terry Jones, que así se llama el tipo, parece olvidar que la actual situación del mundo islámico procede de la pobreza, de sociedades con importantes desigualdades sociales.
El Islam nunca ha sido una religión violenta.Es cierto que Mahoma además de un líder religioso del siglo VII, también fue un líder militar y político, pero es que necesitó serlo para sobrevivir en su mundo. La "Yihad" es la luche entre el bien y el mal, tal como se entiende en libros como el Apocalipsis. Y a nosotros nos asocian actualmente con el mal. Cabría preguntarse por qué, ¿no?
El general Petraeus y el propio Obama han decidido hablar con el señor Jones para ralentizar sus planes. Aducen que una quema de libros religiosos islámicos radicalizaría a muchas personas, quienes verían confirmada su sensación de que lo que deseamos es aplastar su cultura y sus valores. Además que animaría a atacar a muchas células durmientes de los grupos islamistas.
La lucha de nuestros días es la lucha entre pobres y ricos, pero también una despiadada lucha por el poder político. Si en el tratado de Versalles de 1919 se hubiera dado una mayor autonomía a los árabes, y no se hubiera zanjado la cuestión con un reparto del pastel colonial, probablemente hoy nuestros problemas serían otros.
Por otra parte, los ataques de Lawrence de Arabia a los trenes e instalaciones de los otomanos, la desaparación del poder otomano, y el fracaso de la monarquía en Iraq, junto con el hecho de que no haya una fuerza institucional política que aglutine a todos los musulmanes, mientras que nuestra presencia está garantizada en la región por Israel desde 1948. Tampoco les chifla nuestro intervencionismo continuo en sus asuntos y en el desarrollo político de sus países, tan sólo porque producen las materias primas que nos interesan.

1 comentario:

  1. Parece ser que Terry Jones ha cambiado de idea después de que recibiera una visita de un hombre del FBI. Gainesville (Florida), donde Jones tiene parroquía, ha sufrido dos manifestaciones por cuenta de organizaciones islámicas.
    Nadie de Gaynesville apoya a Jones. Seguiremos informando.

    ResponderEliminar