martes, 26 de octubre de 2010

50 años con los Picapiedra.


En 1960 Hannah Barbera, un animador español afincado en los Estados Unidos, revolucionó los productos de dibujos animados destinados al público infantil. Por primera vez una serie de este tipo tenía varias lecturas.


Pedro Picapiedra es un troglodita de clase media, vecino de Piedradura, o lo que es lo mismo, cualquier ciudad norteamericana de los años 50, pero de algún momento del Pleistoceno. Vive con su mujer Wilma y es aficionado a jugar al boliche - como dice él- con bolas de piedra. Sus mejores amigos son el matrimonio Mármol, que por casualidades de la vida, también son sus vecinos.


Aunque la estética es casi infantil, se acerca a los niños cuestiones que formarán parte de su vida adulta, como la guerra de sexos. Son frecuentes los desencuentros entre Wilma y Pedro a causa de las escapadas de él a jugar a los bolos, o los excesivos gastos de Wilma y su vecina Betty. Tampoco la suegra de Pedro es santa de la devoción de este. Las relaciones laborales son representadas con un toque de humor gracias al personaje del jefe de Pedro, el señor Rocaplana.


Otro de los temas para adultos es la infertilidad, ya que Betty Mármol es estéril y adopta al pequeño Bam-Bam cuando los Picapiedra engendran a la pequeña Peebbles. La serie se mantuvo durante seis temporadas, hasta 1966.

No hay comentarios:

Publicar un comentario