lunes, 15 de noviembre de 2010

Una visita a Buenos Aires.


Lo primero a tener en cuenta cuando se viaja desde España a Argentina es que hay que hacerlo preferentemente en enero, durante el verano austral. La diferencia horaria es de cuatro o cinco horas menos. Depende de la estación del año.


Diversas compañías conectan los aeropuertos españoles de El Prat y Barajas con el aeropuerto argentino de Ezeiza, a 35 kilómetros del centro de Buenos Aires. La capital iberiamericana tiene 108 líneas de autobuses y 6 de metro funcionando de forma continua.


En la Plaza de Mayo, donde se encuentra la Casa Rosada, sede del gobierno de Argentina, también veremos el Cabildo, donde los criollos declararon sus deseos de ser una nación soberana, libre de la tutela de España.


La Avenida de Mayo fue fundada en 1894, una época en que los inmigrantes franceses- como lo sería Carlos Gardel-, vascos e italianos probaban suerte en el Nuevo Mundo. Se construyó con la intención de imitar los boulevares parisinos. De hecho se considera Argentina como más europea que la propia Europa. Actualmente la Avenida destaca por sus restaurantes, bares y hoteles, muchos de ellos, regentados por españoles.


También encontraremos en Buenos Aires la calle más ancha del mundo, la Avenida 9 de Julio, con sus 140 metros de acera a acera. En una isleta se encuentra un obelisco muy emblemático para la capital bonaerense.


La Boca es el barrio más popular de Buenos Aires. Se llama así por encontrarse en la desembocadura del Riachuelo del Río de la Plata, en el límite sur de la ciudad. Es el barrio de los "conventillos", grandes casas distribuidas en torno a un patio central. Estas casas se alquilaban por habitaciones, y fueron el hogar de muchos inmigrantes italianos y españoles. Los "conventillos" aparecen en muchas de las páginas doradas de la literatura argentina y en la letra de numerosos tangos.


El barrio de la Boca está articulado en torno a la calle Caminito, esa a la que Gardel dedica su tango más famoso.


En este barrio también se encuentra el estadio de la Bomobonera, donde se celebran los encuentros de futbol más sonados entre el River Plate y el Boca Yuniors. Fueron los ingenieros ingleses los que introdujeron el fútbol en Argentina. Los nombres de estos equipos fueron bautizados por estos hombres de esa manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario