lunes, 28 de marzo de 2011

Jane Goodal, primatóloga.


Jane Goodall, la mayor especialista del mundo en chimpancés, creció en un mundo de mujeres fuertes y hombres ausentes. Estudió Económicas en Inglaterra, pero su gran pasión fue el estudio de la naturaleza.

En los años 50 aceptó, a pesar de que no tenía ninguna experiencia en el trabajo de campo, una oferta de trabajo por parte del mundialmente reconocido primatólogo Louis Leakey. Jane Goodall y su madre se instalaron en Gombe.

La madre de Jane recordaba por aquella época un pequeño "susto", una travesura de la pequeña Jane, que marcaría su destino. Se escondió a los cinco años en el cobertizo de un granjero para observar, tras horas de paciente espera, cómo ponía los huevos una gallina. Su madre estuvo buscándola con la ayuda de sus profesores y de la policía. Jane le contó lo que había estado haciendo tan pronto como apareció. Estaba embarrada, y tenía briznas de paja en el pelo, de un color rubio claro, pero estaba satisfecha de haber saciado su curiosidad.

Los primeros tiempos fueron muy frustrantes a causa del carácter esquivo de los chimpacés y de la inexperiencia de la propia Goodall. El primer chimpancé que confió en esta inglesa fue un tal David Greybeard, un macho maduro que le abrió las puertas a su clan.

Junto a Greybeard Jane descubrió que las hembras de chimpancé a veces matan las crías de otras hembras para subir puestos en el clan. En los años 50 todos los zoólogos creían que los chimpancés eran herbíboros pero Goodall desmostró que también comen carne de colobo y termitas. De las termitas hablaremos más tarde.

De hecho descubrió que los diferentes clanes de chimpancés libran sangrientas guerras por el territorio y la comida, que se saldan con la aniquilación de uno de los grupos. Ella misma pudo ver una de estas guerras en Gombe. "Creía que los chimpancés eran mejores que nosotros cuando llegué a África, pero de hecho, son tan horribles como los humanos...", resumió con tristeza Jane Goodall.

El descubrimiento más importante de esta primatóloga es que los chimpancés también utilizan herramientas, como palitos para extraer termitas de sus termiteros y comérselas. "Esto redefinirá las definiciones de herramienta y humano" dijo en un comunicado académico un entusiasmado Louis Leakey.

Entre los episodios trágicos de las aventuras de esta mujer resuelta tenemos que citar el secuestro de tres colaboradores, dos norteamericanos y una holandesa, a manos de rebeldes zaireños. Fueron liberados pero esto obligó a Goodall a no invitar a colaboradores extranjeros y estudiantes de posgrado a ir a Gombe. Ella misma se vió obligada a abandonar Tanzania a causa de la situación política.

También descubrió que los chimpancñes mataban a golpes a niños de menos de 7 años y merodeaban las aldeas para robar bebés como comida, lo que obligó a cerrar las puertas del parque a los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario