sábado, 7 de mayo de 2011

Los bishnoi.




Siglo XV. El maharajá de Bikaner ha tenido una espantosa pesadilla. Ha soñado que las acciones contra la naturaleza, como la caza o la tala de árboles en el desierto de Rajastán acababan de forma espantosa con los humanos. No quiere que esto se convierta en realidad, por lo que promulga las 29 reglas y reune a su pueblo para comunicarlas.






"Ahora soís los 29. Plantareís un arbusto cada dos años y lo regareís con vuestra propia agua. No talareís más árboles. No mataréis animales para comer. No vestireís prendas azules. Comprobareís que no hay insectos en la madera de árboles muertos que useís como leña."






El nombre de esta etnia procede del dialecto del Rajastán para referirse al número 29. Bish (20) y 9 (noi).






Cuenta la Historia que los bishnoi han tenido mártires entre sus filas. Destaca la de Amrita Devi, una mujer. Los vecinos de su aldea se enteraron que el maharajá de Johdpur había enviado a su ejército privado para talar árboles. Quería construir con su madera un nuevo palacio. Cuando los militares se encontraron con una masa de curiosos bishnois que les exigían explicaciones quisieron sacar tajada de la situación y les exigieron un sabroso soborno. Amrita dijo que prefería cambiar su vida a cambio de los árboles y ofreció su cuello desnudo al hacha de los soldados. Los hombres de armas le tomaron la palabra y decapitaron a la mujer. Corría el siglo XVIII.






El maharajá de Jodhpur se disculpó personalmente ante los campesinos y se limitó a recoger la madera para su palacio de la aldea de otra gente menos dura de pelar.






De hecho, los Bishnoi creen que tras la muerte se reencarnarán en gacelas y dan de comer un 10 por ciento de su cosecha a los animales salvajes. Esta es la forma más antigua de ecotasa que se conoce.






La sensibilidad en La India hacia los temas medioambientales es tal que en algunas zonas del país atropellar a una gacela o mostrar una piel de tigre se castiga con dos años de cárcel. Aunque los poderosos, como cierto actor musulmán de Bollywood, siempre pueden esquivar la ley, aunque no sin que se comunique al público que la han inflingido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario