viernes, 13 de mayo de 2011

Los haida.



Existen dos poblaciones principales de estos indios de Canadá, la de las islas de la Reina Carlota y las de la Columbia Británica, en tierra firma. Entre las dos actualmente no pasan de las 3000 personas. Concretamente en las poblaciones de Skidegate y Massat.





Los haida son un pueblo de artistas talladores. Sus totem cuentan los acontecimientos históricos acaecidos en su clan. Las diferentes castas organizan unas fiestas donde se hace ostentación de la riqueza de la comunidad mediante el agasajo al grupo rival, el potlach.





Los primeros contactos de los haida, una tribu de cazadores, recolectores y pescadores con los europeos datan de 1774. Un barco español capitaneado por Juan Perez, el Santiago, recorría la costa de la Columbia Británica para asegurarse de que las efímeras posiciones españoles en ese lugar no eran absorbidad por los puestos comerciales rusos. Españoles y franceses trabaron contactos con los pescadores haida, que concentraban sus canoas de pesca en las proximidades de los fondeaderos de estas naves.





El nombre de sus islas proviene, no obstante, de un buque inglés El capitán Gorge Dixon y la tripulación del Queen Charlotte descubrieron en 1787 que este archipiélago un cazadero ideal de nutrias para las peleterías de Europa.





Actualmente en el puerto de Skidegate se pueden ver los tótenes de los principales clanes que gobiernan el Consejo Tribal: Los Castores, Los Cuervos, Las Orcas, Los Osos y Los Lobos. Las dos comunidades Haida están muy castigadas por las drogas y el alcoholismo, además que su rivalidad ritual en los potlach ha derivado en algo mucho más oscuro. Los de Skidegate cuentan con una flota pesquera de arenques mientras que la comunidad de Massat tuvo que vender sus barcos pesqueros en los años 60. Aunque pueden explotar su pasado mediante el dinero de los turistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario