viernes, 9 de septiembre de 2011

Los científicos previenen atentados como los del 11 de septiembre.

Lo que tanto temían las autoridades aeroportuarias del mundo occidental desarrollado ha sucedido. Un grupo de terroristas se ha hecho con el avión y ya están intimidando a la tripulación y al pasaje. Pero no cuentan con que las nuevas tecnologían van a guiar al aparato hasta un sitio seguro y ponerlos en manos de las fuerzas especiales.
Veamos qué progresos en este terreno han hecho los científicos.


las compañías aeronaúticas ha estado diseñando unos mandos de aeronave que permitan guiar el avión desde tierra hasta un aeropuerto elegido por las autoridades civiles o militares, más allá de la voluntad del pasaje o de los propios terroristas.


Los vigilantes de los aviones estarán equipados con punteros láser, capaces de cegar a aquel que monte bulla en la cabina de pasajeros.


Pilotos y azafatas llevarán en algunas compañías chalecos antibalas, por lo que la capacidad de sentirse intimidados por una persona ramada disminuirá.


Los aeropuertos llevarán sensores faciales que dispondrán de datos como para detectar las expresiones sospechosas.


"Está claro que los terroristas son tipos creativos.- nos dice un especialista en seguridad aérea- Los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 funcionaron porque superaron en imaginación a las rutinarias fuerzas de seguridad de los Estados Unidos. No volverá a funcionar por segunda vez. Por otra parte, el pasaje sabe lo que le espera si unos terroristas se salen con la suya y se hacen con un aparato de la aviación civil. Los intentos desde diciembre de 2001 han fracasado".

"Así que lo más seguro es que intenten derribar un aparato con un misil tierra- aire fácil de transportar. Es un éxito más modesto, pero igualmente letal para los desgraciados que viajen en el interior".

No hay comentarios:

Publicar un comentario