domingo, 20 de mayo de 2012

La fauna de Hokkaido.

Japón es un archipiélago masificado. Curiosamente, una isla del norte del país, Hokkaido, contiene solamente el 5 por ciento de la población humana. Es un lugar inhóspito, donde los duros inviernos empiezan en octubre y la nieve no de deshiela hasta finales de primavera.
Vamos a conocer algunos de los animales que viven en este lugar.
En primer lugar, Hokkaido es el hogar de las grullas manchúes (Grus japonensis), una zancuda territorial. Tuvo una mala racha porque en invierno no hay suficiente comida, pero entonces los granjeros de la región empezaron a alimentarlas con maíz, por lo que su número aumentó hasta los 900 ejemplares. Lo malo de la nueva situación es, que como hemos dicho, estas aves son territoriales, y el hábitat disminuye, por lo que la mortandad de los polluelos ha subido, ya que los padres pasan más tiempo haciendo frente a los desafíos de otras grullas que alimentándolos y protegiéndolos de la acción depredadora de los zorros, los busardos calzados y los milanos negros.
La grulla es en Japón un símbolo de longevidad y armonía. Decora los kimonos tradicionales. Las personas hacen grullas de papiroflexia para pedirle gracias a las deidades sintoistas o simplemente por destracción. De hecho, la grulla es considerada en el país del Sol Naciente como un monumento nacional vivo.
Más complicada es la situación del Shima-fukuro, el mayor búho del mundo, del que sólo quedan 130 ejemplares. La tala de árboles, los incodentes con cables de alta tensión, y el represamiento de los ríos de Hokkaido hacen que este ave no pueda aliemntarse de los peces.
Los ainus, un pueblo casi tribal que vive en Hokkaido, dan a esta ave numerosos apodos: Kunneriki, el Dios Grita por la Noche; Kotan Kuru Kamui, "El Dios Protege los Pueblos"; Moshiri Kuru Kamui, "El Dios protege los Campos".
En 1861, Thomas Wright Blakistos, un hombre de negocios y naturalista aficionado viajo desde Siberio para talar los tupidos bosques del Mar de Ojotsk. Él fue el primero en documentar las aventuras de esta rapaz nocturna a medida que destruía su hábitats. !Seres humanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario