martes, 27 de noviembre de 2012

Los chamanes.

Allí estaba el chamán y los perioristas y antropólogos que habían acudido a contemplar su trance de comunicación con los espíritus. La cabaña estaba situada en lo más profundo de la Siberia de los buriatos, muy cerca del lago Baikal.
-Cielo del lobo; déjame que me guíe el cuco de oro- salmodia nuestro hombre, y al instante entra en trance.
Los espectadores se van acercando para hacerle preguntas, cuyas respuestas pueden ir desde lo enigmático a  lo muy concreto.
-Te gustan los animales- le dice el chamán a un observador, lo cual es cierto aunque muy generalista.-Te ayudará una persona con el signo del cuervo. (!Ostras!¿Quién será ese?)
El chamán se tragará un cigarrillo encendido y se fumará otro despacio mientras su mujer le ayuda a volver del mundo de los espíritus y a abandonar el estado de trance. Le pregunta si he tenido un buen viaje.
Lermontov es un chamán buriato que me explica que los chamanes nacen. No puedes levantarte de la cama y decidir que te vas a tratar de tú con las energías elementales de la naturaleza. Lermontov sufrió unos inexplicables dolores en la espalda. Acudió al médico pero este no encontró nada particularmente malo en su columna vertebral. Así que se lo comentó a un amigo suyo chamán. Este entro en contacto con las fuerzas primigenias. Los espíritus le dijeron que Lermontov había sido marcado para ser guía entre hombres y espíritus totémicos. En cuanto Lermontov lo aceptó los dolores desaparecieron.
También hay cierta controversia sobre si las mujeres pueden ser o no chamanas. Ludmilla, una mujer que dirige una especie de coven en Siberia, me cuenta una leyenda.
-Un águila volaba sobre la taiga y vio a una mujer embarazada dormida al pie de un frondoso árbol. El ave la imbuyó de su fuerza, así que ya ve, fue la primera de nosotras. Su hija fue el primer chamán masculino.
En el sentido positivo el chamanismo establece unos vinculos con los ancestros y la naturaleza. En el malo, es un campo abonado para los charlatanes y el intrusismo profesional en cosas como la medicina. Algunos chamanes asegurar que pueden cuidar el cáncer.
Como todas las religiones tienen que echar mano de cierto marketing, en forma de rituales públicos, para no ser barridos por religiones más establecidas. Antes, el chamán actuaba solo. Ahora necesitan ser muchos y estar en contacto, con lo que ello supone.
En cuanto a la eficacia. todo depende de la fe. Un conocido escritor tenía un hijo con autismo. Cansado de las continuas rabietas, la incontinencia y la incapacidad de su hijo para hacer amigos, lo llevó ante un chamán. Este hizo su ceremonia, por la que no pidió compensación económica alguna. Lo tienen prohíbido. El chico ha mejorado mucho. ¿Cómo? Aparte del hecho de que ahora la realidad en cuanto a la educación del menor es mejor, salvo por la fe en cierto orden trascendente, no hay respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario