viernes, 11 de enero de 2013

Un águila de cabeza blanca con problemas.





Desde donde estoy escribiendo se ven mal los detalles pero este águila con cabeza blanca tiene graves problemas a causa de su leucismo, un fenómeno de pigmentación blanca de las plumas. Los ornitólogos ya habían observado esta patología previamente en los halcones de cola roja.
Este águila puede ser vista con más facilidad por sus presas, a menos que sea invierno y haya una capa de nieve de dos palmos. Aunque se trata de un águila muy madura, las hembras pueden pensar que se trata de un pollo que apenas ha abandonado el nido, y que no atenderá correctamente las exigencias de la puesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario