martes, 25 de junio de 2013

Desvelado el misterio de la Gran Mancha Blanca de Saturno.

El Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV  desentraña el funcionamiento de la mayor tormenta del Sistema Solar.

Gracias al análisis de las imágenes enviadas por la nave espacial Cassini, los modelos informáticos de la tormenta, unos astrónomos de la Universidad del País Vasco han logrado conocer las claves de este fenómeno del planeta de los anillos.
Cada 30 años terrestres- uno solo en Saturno- se genera en el gigante gaseoso una tormenta blanca, observada por primera vez en 1876. La Mancha Blanca de 2010 fue la sexta en ser observada.
El equipo de científicos observó que el foco de la tormenta es profundo, unos 300 kilómetros por encima de las nubes visibles, y que transportó grandes masas de vapor de agua, liberando gran energía. La Mancha Blanca no interactuó con los vientos dominantes, que soplan en la misma dirección que los paralelos terrestres, pero si interaccionó violentamente con ellos.
El estudio de un fenómeno de la atmósfera de un planeta tan lejano nos ayudará a comprender cómo funciona la dinámica de nuestra propia atmósfera, según Agustín Sanchez Lavega, director del grupo de Ciencias Planetarias de la UPV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario