domingo, 7 de julio de 2013

Entrevista con el auténtico hombre murciélago.

No. No vamos a adaptar una entrevista con Batman. Daniel Kish perdió los ojos cuando era un bebé a causa de un cáncer de retina. Al poco tiempo empezó a emitir chasquidos con la lengua y a desarrollar un fuerte sentido de la ecolocalización para orientarse en los espacios abiertos. Pero dejaremos que nos lo cuente él en persona.

¿Cómo funciona la ecolocalización entre los humanos?

Cada chasquido emite ondas que rebotan en las superficies que me rodean y regresan a mí, indicandome dónde está cada obstáculo.

¿Qué es lo que ve con sus chasquidos?

Construyo una imagen tridimensional de lo que me redea a una decena de metros. De cerca, soy capaz de detectar un poste de un par de centímetros de grosor. A unos 5 metros reconozco un coche. Las casas las localizo a 50 metros.

Pero sigue utilizando el bastón blanco de los ciegos.

Por desgracia no capto los desniveles y los objetos pequeños en el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario