jueves, 24 de abril de 2014

El estúpido juego del muelle.

Una amiga mía es enfermera y me lo contó mientras tomabamos una copa en una terraza. Una madre había llevado a su hija de 14 años al hospital, alarmada porque su hija no tenía menstruación. Como en este mundo dos mas dos siempre suelen ser cuatro, resultó que se trataba de un embarazo precoz.
"Pero si no me he acostado con nadie. Sólo he jugado al muelle", intentó excusarse le adolescente en vano.
El juego del muelle no es un coito, pero como si lo fuera, porque sí hay penetración. Un grupo de muchachos se tira en el suelo, desnudos de cintura para abajo, con los penes erectos, y un grupo de chicas, desnudas de cintura para abajo también, se va empalando sucesivamente en los diferentes miembros.
Como es una estupidez, y sí hay riesgo de embarazo, lo dejo escrito en esta entrada, para que los delirios de la invulnerabilidad de las chicas adolescentes desaparezcan. Aunque, quien sabe, lo mismo estoy dando ideas a quien no debo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario