martes, 8 de julio de 2014

Famosos con transtorno bipolar.

Generalmente, una cosa que no se ha de hacer jamás es mencionar que una persona determinada sufre una enfermedad mental. Por la cosa del estigma que esto tiene aparejado, ¿estamos? Pero hemos pedido a la psiquiatra Gonzalez-Pinto, responsable del Pabellón Psiquiatrico del Hospital Santiago de Vitoria que pase consulta imaginaria a algunos personajes concidos de todos y esto es lo que nos ha dicho.

VAN GOHG.

"El caso de Van Gogh se estudia como un caso clásico de transtorno bipolar, pero es complicado. Llegó a cortarse el lóbulo de una oreja, tenía algunos momento psicóticos y otros de normalidad. Este patrón se corresponde bastante con el transtorno bipolar. Como son datos restrospectivos, el diagnóstico seguro no lo tenemos".

MEL GIBSON.

"Confesó su patología en un documental en 1977 y dicen que él lo ha utilizado para justificar sus arranques de violencia y narcisismo. Es un caso complicado, que no está relacionado con la heroína, pero sí con la ingesta de alcohol. El alcohol marca. Su consumo aumenta un grado la seeridad de la enfermedad"

ERNEST HEMINGWAY.

"Un genio de la literatura, con un consumo fuerte de alcohol, bipolaridad y suicidio. La enfermedad va por todos los barrios, puede afectar a cualquiera, pero hay investigaciones que puntan a su relación con la creatividad. No se da en todos los casos, pero fíjese que todos estos personajes de los que hablamos son artistas".

JIM CARREY.

"Lo ha reconocido abiertamente y esto está bien. Su transtorno es del tipo 2. Tiene episodios de depresión, combinados con otros de hipomanía, que es un estado en que la persona se ve inquieta, estresada, hiperactiva, con estados de euforia. Sus personajes en el cine son un poco así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario