viernes, 12 de septiembre de 2014

Una profesora de Texas no se sabe comportar.

Esto no sucedería en España, donde los profesores de secundaria saben matenerse en su sitio. Una profesora texana de 42 años - que es una edad la bastante importante para saber a lo que se puede llegar - bailó una coreografía erótica delante de sus alumnos de 15 años. La excusa era celebrar el cumpleaños de uno de ellos.
La tía no debía estar muy puesta en el tema porque perdió pie en dos ocasiones, puso la cabeza en las rodillas del alumno homenajeado y permitió que este la tocara en las nalgas hasta en dos ocasiones. Supongo que sanciones disciplinarias aparte - que las habrá, o Texas habrá dejado de ser Texas - esa mujer habrá perdido toda la autoridad que hubiese podido tener con esos adolescentes llenos de hormonas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario