viernes, 17 de octubre de 2014

Un mocoso universitario con delirios de grandeza pone en jaque al Gobierno español.

Se llama Francisco Nicolás gómez Iglesias pero los amigos de la Facultad de Estudios Financieros de Madrid lo llaman Frankie.No destaca por nada salvo por una fantasia desbordante en la que se ve como parte de los consejos administrativos de diferentes ministerios del gobierno español. Como sustento de esta fantasia podemos citar su pertenencia a las juventudes del Partido Popular (los conservadores), un curso de Ciencias Politicas y dos de Derecho.
Este chico, capaz de domirnar la jerga de los consejeros privados, se hacia pasar por un enlace entre la Casa Real española y el poder ejecutivo.Su especialidad era ofrecer a sus amigos de la facultad influencias que no tenia."Conversabas con él y Frankie te llevaba al terreno de lo influyente que era él o su padre.Nunca llegabas a hablar de nada importante con él porque fingia que le llamaba el vicepresidente o algun ministro", nos cuenta un compañero de estudios de Frankie.
Lo mas curioso de todo es que los propios ministros creyeron en las mentiras de Francisco Nicolás. Aparecia en todos los actos del Partido Popular y hablaba con los politicos profesionales, los miembros de la Casa Real y sus respectivas esposas como si realmente los conociera. En su pagina de las redes sociales (Facebok) aparece con Arias Cañete, antiguo ministro de Agricultura, con Jose Maria Aznar, ex-presidente del Gobierno y con el futbolista Falcao. Esta última foto se la hizo en el palco de honor del Real Madrid. Frankie aparece en ella con un traje que recuerda a los hermanos Kennedy.
Francisco Nicolás no habria pasado de ser un megalómano inofensivo si no fuera porque dió un paso fatal en sus fantasias .Apareció con un coche con escolta oficial el la localidad gallega de Ribadeo y le dijó a un hostelero y al alcalde nacionalista que reservase una mesa para el Rey sin especificar si se trataba de Felipe VI o Juan Carlos I. Le reservaron medio restaurante donde comió en compañia de José Cosmén , director de la compañia de transportes Alsa, una de las mas importantes del pais.
Esto ya pusó en alerta al ministro de Interior y a las fuerzas de seguridad del Estado. Peró lo que le ha hecho pisar los calabozos es pedirle como chantaje al abogado de Jordi Pujol, un antiguo presidete del Partido catalán Convergencia y Unión caído en desgracia, 25.000 euros a cambios de unos informes del CNI que falsificó el mismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario