martes, 3 de febrero de 2015

El matrimonio Bobbitt y el sistema fracasado.

El sistema no funciona. No sé si es porque no se puedan individualizar todos los casos- lo que nos llevaría a una especie de sistema orwelliano- o porque nos regocijamos en el hecho de que todos los sistemas sociales van a la larga a ser superados por la realidad, para no hacer nuestras respectivas partes, y conseguir que esto suceda antes.
John Wayne Bobbitt era un inutil con buena planta, estúpido hasta decir basta. Como todos los maltratadores creía que un hombre era ante todo un ser físico y masculino. Y lo masculino para él era pegar a su mujer Lorena entre una sesión de sexo violento y otra. Y lo tenía fácil con Lorena. No pedía muchas exquisiteces, mas que un papel de ama de casa sin sobresaltos.
Lorena Bobbitt en realidad se llamaba Lorena Gallo y era de baja estatura, de origen ecuatoriano. En la época en que por fin le seccionó el pene agresor a John Leslie Bobbitt ni siquiera se expresaba en inglés.
El 23 de junio de 1993, tras una de sus violaciones maritales, Jonh Leslie Bobbitt se quedó dormido y Lorena le amputó la parte del cuerpo con la que rezonaba. La rabia se fue pronto y condujo sin rumbo hasta que decidió tirar el miembro seccionado en un jardín y entregarse.La Policñia recuperó el falo, agradeció a Dios que los dueños del jardín no tuvieran perros por la propiedad, y John Wayne Bobbitt se dejó en su operación de reimplante un pufo de 250.000 dólares.

Y aquí es donde el sistema hace el más completo de los ridículos. En lugar de haber evitado toda esta historia y su desenlace, se le dió publicidad. Lorena Bobbitt fue ingresada en una institución de salud mental, e invitada a comer con el presidente de Ecuador, Addalá Bucaram.. La feminista Camille Paglia dijo:"Lorena Bobbitt ha consumado el acto definitivo del feminismo moderno". Lorena se defendió de la violencia de género, nada más. No estaba haciendo otra cosa que contraatacar. En la actualidad forma parte de una asociación que ofrece recursos legales y asesoramiento psicológico a otras mujeres víctimas de la violencia doméstica.
Lo más divertido es el protagonismo que envolvió al agresor. En lugar de buscar una excusa para enviarlo a prisión, la idea del pene seccionado del semental agresivo les pareció a los productores porno que tenía garra y le ofrecieron hacer tres películas, una con Victoria Brazil, interpretando a Lorena.
Hay que ser estúpidos para pensar que hay que reirle las gracias a un agresor doméstico, y además fomentar desde el porno sus ideas distorsionadas de para qué sirven las mujeres, y qué hay que hacer con las que no se muestran eternamente disponibles, cuando esas mujeres no existen mas que en el cine de adultos.
De hecho fue finalmente detenido por robar ropa en una tienda y por dar una paliza de campeonato a su novia Kristina Elliot, actriz pornográfica. ¿Cómo pensó ella que un tipo con esos antecedentes no constituía un peligro para ella? Nunca lo sabremos.

"Y las esposas dóciles palpan el filo del trinchante".

RAYMOND CHANDLER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario