martes, 24 de marzo de 2015

¿De qué forma evolucionarán los seres humanos?

Alfred Russell Wallace, el codescubridorde la teoría de la evolución, era también un antropocentrista, es decir, creía que los hombres, tal y como los conocía, eran la culminación del proceso evolutivo: "La evolución ha trabajado durante millones de años desarrollando numerosas formas de vida y de belleza, para culminar finalmente en nosotros".
Aunque el antropocentrismo ha sido desechado, algunos científicos opinan que el determinismo evolutivo ya no nos afecta. El antropólogo británico Ian Tattersall, conservador del Museo Estadonidense de Historia Universal, asegura que la evolución actúa únicamente sobre grupos pequeños, exactamente lo contrario de nuestras sociedades modernas.
Steve Jones, experto en genética y medio ambiente de la University Collegue de Londres, opina que la medicina avanzada actual permite que incluso los individuos menos favorecidos por la evolucion se reproduzcan y transmitan sus genes. Jones nos recuerda que las mutaciones suelen tener lugar cuando los varones transmiten sus genes en edades muy tardías, lo que hoy ocurre con menor frecuencia.
"Cultivar la comida tambien fue un error, nos hizo más numerosos de lo saludable. La piscina genética de los humanos está desvaneciéndose. Quizá sólo nos queden algunos siglos. Quizá la clave de nuestra extinción radique en nuestro éxito para erradicar las enfermedades, superar a los otros depredadores y modificar en nuestro provecho casi todos los ecosistemas", se lamenta Jones.
Los científicos que opinan que los humanos seguiremos evolucionando creen que la capacidad craneal aumentará, con una frente y unas capas corticales más amplias. Eso se veía limitado hasta ahora por la estrechez del canal del parto femenino, una consecuencia indeseada de caminar erguidos. Nuestros dscendientes nacerán todos por cesárea.
Estructuras como las muelas del juicio o el apéndice desaparecerán. Tendremos menos vello corporal, excepto en las cejas, porque impide que las impurezas del sudor lleguen a los ojos. Una teoría dice que más costillas que las 12 o 13 actuales nos darían un cuerpo más fuerte y robusto.
Las diferencias sexuales dimórficas entre hombres y mujeres tenderán a desaparecer. Los hombres producen menos hormonas andrógenas y las mujeres, menos estrógenos. Eso significa que las mamas femeninas serán menos grandes - mujeres más planas, vamos- y los hombres serán más andróginos. Como los métodos de fecundación in vitro serán mas avanzados podremos tener control absoluto sobre el aumento de la población, y el sexo será solo por placer. Quiza en esas circunstancias evolutivas, las conquistas feministas de igualdad de roles se logren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario