martes, 24 de marzo de 2015

Erupciones que cambiaron la historia.

TIMANFAYA.

"Entre las nueve y las diez de la noche, la tierra se abrió de pronto cerca de Timanfaya, a dos kilómetros de Yaiza. En la primera noche, una enorme montaña se elevó del seno de la Tierra, y del ápice s escaparon llamas que continuaron ardiendo durante 19 días". Así relataba el cura Andrés Lorenzo Curbelo el incidente volcánico que cambió para siempre la orografía de Lanzarote entre 1730 y 1736 -con réplicas en 1824-.
Los habitantes de Yaiza, la población de la que el padre Curbelo era párroco, huyeron en todas direcciones debido a la oscuridad producida por las cenizas. Las cosechas se perdieron ese año, pero con el tiempo, los campesinos encontraron modos de que las vidas captaran el agua bajo las cenizas volcánicas pero hubo que reinventar las técnicas agrarias en Lanzarote.
Los 25 volcanes nuevos formaron el macizo de lasMontañas del Fuego. También hay volcanes en la isla de La Palma - Montaña Quemada, Teneguia - y Tenerife - Garachico, Arafo, Teide-. Los incidentes convolcanes más recientes en el archipiélago canario consistieron en la evacuación de los vecinos de La Restinga a causa de un volcán subterráneo en la isla de El Hierro, a 88 metros de profundidad.

PELEÉ.

Este volcán arrasó la ciudad de Saint Pierre, en La Martinica en mayo de 1902. Los 30.000 habitantes de la capital de esta isla del Caribe murieron en cuestión de minutos.
La catástrofe pudo haber sido prevenida. El proceso era visible desde 1899, cuando comenzó la erupción con fumarolas intermitentes y la formación de un cráter. En 1902 aparecieron nuevas fumarolas de ácido slfhídrico. A finales de abril una nube de cenizas cubrió Saint Pierre, olía a azufre y los animales estaban empezando a huir...
Pero el 11 de mayo se celebraban ellcciones legislativas, así que Louis Mouttet, el gobernador de La Martinica, acalló los datos de los geólogos para conseguir la máxima participación ciudadana. La lava taponó rápidamente elcráter, una de las pareces del volcán se desplomó, y los flujos piroclásticos achicharraron a los habitantes de Saint Pierre, a 6 kilómetros del lugar.

VESUBIO.

La explosión, descrita por el sobrino de Plimio el Viejo, un erudito que también era casualmente comandante e la Flota de Miseno, se llevó por delante en 79 las poblaciones de Pompeya, las villas de Herculano y de Stabiae.
Fueron los flujos piroclásticos los que mataron a todos esos romanos. Los flujos piroclásticos son nubes gaseosas a gran temperatura. Al principio, la teoría era que los pompeyanos murieron axfisiados pero lo cierto es que se cocinaron a unos 300 º C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario