viernes, 26 de junio de 2015

Visitamos el Área 51.

La NASA confirma la existencia del Área 51 en Nevada, pero niega que custodie restos de naves alienígenas y menos aún de sus tripulantes.

Según los ufólogos todo forma parte de un complot. Y lo que les gusta a los aficionados de los OVNIS  de los complots es que la especulación más delirante sirve para dar cohesión y sentido a un mundo que no tiene,ni tiene por qué tener pies ni cabeza. Se supone que en el Área 51 científicos de este planeta tratan de adaptar la tecnología de los OVNIS a los cazas de combate con la ayuda de dos razas totalmente distintas de extraterrestres.
"Bueno; experimentamos aviones militares pero todos nuestros técnicos son de origen terrícola. Lo que pasa es que muchos de nuestros prototipos de la Guerra Fría eran aviones espía de despegue vertical, y la gente que los veía despegar y aterrizar se asustaba", me dice un especialista en aeronaútica del lugar.
La base está a 150 kilómetros al norte de Las Vegas, en medio de unas tierras baldías. Es el lugar perfecto para experimentar con tecnología de alto secreto, lejos de miradas indiscretas.
El padre de la leyenda sobre la base en que se hacen autopsias de extraterrestres es Bob Lazar, que en 1989 dijo haber trabajado en el Área 51. Dio un informe técnico supuestamente desclasificado, pero tan lleno de errores, que los ingenieros aeronaúticos militares lo tuvieron fácil para desmentirlo.
Otro ingeniero de la Lockheed Martin, Boyd Bushman, aseguraba que en la nave se guardaban modelos de naves espaciales de origen no terrestre y que trabajaban como asesores 18 alienígenas de dos razas distintas. Los expertos en montajes de video identificaron los extraterrestres como muñequitos de plástico de una conocida cadena juguetera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario