jueves, 12 de noviembre de 2015

Viene a Bilbao el genio del sitar.

Shubhendra Rao tocará hoy en Bilbao con la BOS el concierto de su maestro espiritual Ravi Shankar.

Ravi Shankar era el músico hindú que popularizó en Occidente la música de sitar. Cuando se despertaba de madrugada, y era incapaz de volver a conciliar el sueño, llamaba al joven Shubhendra Rao. Charlaban, meditaban y tocaban juntos el sitar.
Rao subirá esta noche al escenario del palacio Euzkalduna y tocará junto con la Sinfónica de Bilbao ( BOS) el Concierto para sitar y orquesta Nº 1 de Shankar. Será casi un estreno irrepetible, porque nadie había tocado este concierto desde la muerte de Shankar en 2012.
Rao fue hijo de un hombre que también fue discípulo de Shankar y recibió el nombre de un hijo del maestro del sitar, fallecido en la infancia. De niño se relacionó con las hijas de su maestro. A Norah Jones la conoció con apenas unos meses y Anoushka Shankar con apenas unos años.
Por eso cuando se le ofreció la oportunidad de tocar una obra compuesta por su maestro, Rao visitó a la viuda para pedirle la autorización.
El sitar es un instrumento de cuerda con una caja de resonancia hecha de calabaza curada y 20 cuerdas. De estas, solo siete se tocan directamente. El maestro Rao se queja de que nunca le permiten viajare en cabina con el sitar. "Debe ser una manía cultural, porque mi esposa es violonchelista y nunca tiene problemas con su instrumento", dice con una sonrisa.
Ayer fue el primer ensayo con la VOS. No fue una sesión cnvencional. "En la música hindú no exista la partitura y la notación no es la europea, así que debemos improvisar y buscar puntos de encuentro con la música occidental", explica Rao.
Rao tocará arrodillado en el suelo sobre una alfombra mientras a su espalda un percusionista de la orquesta europea le marca el compás. Es la combinación normal de la música tradicional hindú: un sitarista y un percusionista.
Rao recuerda que Shankar trabajo con los grandes músicos de la segunda mitad del siglo XX - Menuhim, Rostropovich, Rampal-. La difusión de la música de sitar en Occidente vino de la mano del movmiento hippie y su fascinación por la filosofía oriental. Superado el movimiento hippie en 1972, decayó el interés por el sitar, pero ahora parece que se está recuperando. Los hindús dicen que si se presentaran ante ellos Dios y un gurú, se inclinarían ante el gurú, porque es el conducto más seguro de entender a Dios. Y para Shubhendra Rao, Shankar era su maestro.

Para ver:
Ravi Shankar y su hija Anoushka tocan juntos en 1997.
https://www.youtube.com/watch?v=9xB_X9BOAOU 

No hay comentarios:

Publicar un comentario