martes, 9 de febrero de 2016

El 70 % de las epilepsias tiene tratamiento.

Actualmente, 50 millones de personas en todo el mundo padecen epilepsia. En España, las cifras rondan entre los 300.000 a 400.000 afectados por esta enfermedad neurológica. "La incidencia en el Estado español es similar al resto de países, por lo menos desarrollados", reconoce Rodrigo Rocamora del Grupo Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología. Esta enfermedad no tiene cura, pero sí tratamiento para controlar las convulsiones que provoca.
Estas convulsiones son episodios breves de movimientos involuntarios que pueden ser parciales, afectando solo a una parte del cuerpo, o generalizadas, afectando a la totalidad del cuerpo. Además, el paciente sufre pérdida de conciencia y del control de los esfinteres al pacecer un ataque.
Las características de los ataques epilépticos son variables, dependiendo de la zona del cerebro donde se genere el transtorno, así como su propagación. Los síntomas trasitorios son pérdida de conocimiento, transtornos del movimiento, de los sentidos, del humor y de otras funciones cognitivas. Además, las consecuencias de los ataques convulsivos son hematinmas y fracturas. Los epilépticos sufren mayores tasas de cuadros psiquiátricos como ansiedad y depresión.
La epilepsia no tiene cura pero se puede tratar con fármacos anticonvulsiones. Estos permiten controlar los ataques, y en escasas ocasiones, frenarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario