miércoles, 10 de febrero de 2016

Las dos caras de la violencia.

Vas por la carretera conduciendo tu Seat Panda cuando un imbécil cambia de carril cuando no toca y te obliga a dar un frenazo para no estampanarte contra él. Sientes deseos de bajarte del coche y romperle los morros.
La rabia durante la conducción es un ejemplo de lo que los neurólogos como Douglas Fields llaman "rabia reactiva". Desde las "hazañas" de los maltratadores domésticos pasando por la furia de los asesinos de masas, hasta aquella ira que te hace olvidarlo todo y convertirte en un héroe.
¿Cómo ocurre esto? La idea tradicional es que la ira reactiva es un atavismo no deseado en nuestro mundo no civilizado. Pero en realidad se trata del choque entre las axigencias de la civilización y el equipamiento neuronal de nuestro pasado evolutivo.

He visto la serie "Dexter" sobre un asesino en serie que se toma la justicia por su mano con tipos que son peores que él. Él habla de un "cerebro réptil".

Era una teoría de mediados del siglo XX, que muchos neurólogos no se tomaron en serio. Era una forma de simplificar la "ira reactiva" Lo que sucede es muchísimo más interesante.

Te inspiraste para escribir su libro POR QUÉ ESTALLAMOS: COMPRENDIENDO LOS CIRCUITOS DE LA RABIA EN EL CEREBRO" en un incidente tuyo durante una vacaciones en España.

No fueron unas vacaciones. Estaba en Barcelona con mi hija de 17 años para dar una serie de conferencias. Como teníamos un poco de tiempo libre, lo aprovechamos para visitar la Sagrada Familia de Gaudí. De camino hasta allí,en el metro noté que alguien que no era yo estaba hurgando en mis bolsillos. No lo pense dos veces y arroje contra el suelo al ratero.
Yo no soy violento. No he recibido instrucción militar ni he practicado ningun arte marcial. Simplemente reaccioné ante el peligro. Entonces se me ocurrió pensar que sería una buena idea escribir un libro explicando que la ira y la violencia pueden ser útiles herramientas evolutivas.

¿Son los hombres más propensos a la violencia que las mujeres?

Piense en dos cosas. El 90 por ciento de la población carcelaria por agresiones violentas son hombres. En el lado positivo todos los héroes que reciben una condecoración por correr un riesgo mortal para salvar la vida de un desconocido también son hombres

Dices: "Los circuitos de la ira se desarrollaron para ayudarnos, no para sosegarnos". Háblanos del vuelo 253 de Northwest Airlines.

Un tipo amenazó con poner una bomba en un vuelo que sobrevolaba Chicago. Uno de los pasajeros notó un ruido y vio humo y se levantó de repente para reducir al que creyó podía ser un terrorista. Cuando todo terminó, se vio que era una falsa alarma, todos se disculparon, los periodistas le preguntaron al sujeto qué hubiera pasado de tratarse de una bomba de verdad. El hombre contestó "No lo sé. La verdad es que no lo pensé dos veces. Ni siquiera era consciente del peligro".

Sin embargo la ira reactiva tiene un lado oscuro...

Son todos mecanismos evolutivos. Primero está la violencia defensiva de la que hemos hablado. Luego está la violencia de corte tribal, que responde a la necesidad de pertenecer a un clan y defender tus intereses con respecto a los otros clanes. Esto lo explota muy bien el ISIS.

Investigaste los disturbios de Baltimore por la muerte de Freddie Gray. Aseguras que el factor racial es secundaria.

Eso creo, entre otras cosas porque muchos de los policías de Baltimore son afroamericanos. Creo que es un conflicto tribal donde se ve a la policía como el otro bando, que supuestamente lesiona los intereses de muchos grupos desfavorecidos, sea cierto esto o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario