miércoles, 2 de marzo de 2016

La ESA quiere colonizar la Luna.

La Agencia Espacial Euopea quiere construir una base permanente abierta a otros países.

La Luna está mil veces más lejos que la Estación Espacial Internacional pero allí hay recursos para la construcción y el mantenimiento de una futura colonia.

"Queremos construir una base permanente en la Luna, una estación abierta a todos los estados miembros", adelantó Jan Wörner, director de la Agencia Espacial Europea (ESA).
En la ESA recuerdan lo que sucedió en octubre de 1962, cundo tras las éxitos soviéticos del "Sputnik" y del vuelo de Yuri Gagarin.el presidente Kennedy se comprometió a que su país pondría un hombre en la Lna y lo traería de vuelta, sano y salvo, al cabo de 10 años. Al final, doce estadounidenses pisaron la Luna entre el 21 de julio de 1969 y el 11 de diciembre de 1972 en seis misiones del Programa Apolo.
Tras la experiencia de la Estación Espacial Internacional - construida por los antiguos enemigos en la carrera espacial - Wörner tiene claro que las instalaciones lunares estarían abiertas a todos los países miembros que contribuyen a su Agencia. "Estarían incluídos los estadounidenses, los rusos, los chinos, los indios, los japoneses e incluso países conmenores contrubuciones", dice.
Los colonos lunares contarían con recursos como los minerales, los metales y el agua helada presentes en el satélite. "La Luna está llena de recursos. Hemos encontrado hielo en los polos lunares, y áreas constantemente expuestas a la luz del día. Esos lugares nos pueden ofrecer los recursos que necesitamos para la construcción de la base lunar y el sostenimiento de los astronautas", explica el astrofísico francés Bernard Foing, dorector del Grupo Internacional de Exploración Lunar.
En la Luna, los enemigos de los astronautas son la radiación cósmica - nuestra satélite carece de un escudo magnético que la repela -, los micrometeoritos - nuestra satélite carece de atmósfera - y las temperaturas extremas, que de día superan los 100  º C y de noche caen hacia los 150 º C. La NASA planeó las misiones Apollo para que los alunizajes tuvieran lugar poco despues del amanecer lunar, cuando las temperaturas son más benignas para el hombre. Además el color claro de las escafandras lunares refleja el 90 por iento del calor.
La base estaría formada por un complejo de cúpulas interconectadas por módulos cilíndricos. Las primeras serían estructuras hinchables; los segundos serían rígidos. "Nuestro concepto es que un vehículo robot aterrice en la superficie de la Luna, hinche una cúpula hinchable que sirve de base para construir la capa de blindaje que protegerá a los astronautas", dice Aidan Cowley, investigador de la ESA. Los robots serían impresoras 3 D móviles que usarían los materiales de la Luna para blindar las instalaciones como en la Tierra ya construyen casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario