jueves, 7 de abril de 2016

Matt Wilkinson nos acerca a los secretos de la locomoción.

"Todo el mundo se mueve hacia alguna parte", cantaba Bob Dylan en "Mississsippi". Matt Wilkinson es un divulgador científico que nos acerca en su obra Criaturas reptantes: historia de la vida en 10 movimientos a los secretos de la locomoción. Por eso hemos adaptado una entrevista con él.

¿Cómo te interesaste por el asunto de cómo se mueven los seres vivos?

Todos los niños se interesan por los dinosaurios. En mi caso mi pasión fueron los pterodáctilos. Eran lagartos, pero caminaban mal en el suelo. En cambio, volaban. Eso me hizo interesarme por cómo habían logrado ese milagro. Empecé a leer sobre la teoría de la evolución.
¿Tienes una idea de cómo los seres humanos se convirtieron en unos animales bípedos terrestres?

Estoy de acuerdo que adquirimos esa habilidad trepando por los árboles, como simios arborícolas. Al rescolgarnos con los pies boca abajo, fortalecimos los músculos de las piernas y la mano adquirió más habilidades.
Cuando los bosques fueron reemplazados por la sabana fue muy sencillo para esos homínidos arreglárselas en el suelo.

Hace 4,4 millones de años los Ardipithecus ya caminaban sobre sus pies.

Los homínidos se separaron de los chimpancés hace 6 o 7 millones de años. Algunos especialistas consideran que los Ardipithecus no son caminantes plenos porque se apoyaban en los nudillos de sus pies. Pero yo no estoy de acuerdo con eso. El Ardipithecus ya era un cminante eficiente.
Dices que la locomoción fue clave para la evolución de las especies.

Todos los animales se trasladan en algún momento de su ciclo vital. Incluso los que parecen estáticos como las anémonas y los pólipos del coral. Trasladarse ofrece más oportunidades para alimentarse y reproducirse que quedarse quieto.
Algunos biólogos evolutivos dicen que los primeros cerebros surgieron para poder gestionar la locomoción. Lo demás - la percepción, las emociones, etc - es accesorio.
Si nos fijamos en una actinia veremos que en su etapa de larva el sistema nervioso es muy importante. Pero cuando llegan a la fase adulta y dejan de moverse, ese sistema nervioso central se vuelve secundario. Quizá cuando los animales se vieron obligados a moverse para conseguir nutrirse y reproducirse una y otra vez, surgieran los primeros vertebrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario