miércoles, 13 de abril de 2016

Una plataforma de lanzamiento marina abre una época de abatamiento de las misiones espaciales.

EL ATERRIZAJE EN UNA PLATAFORMA MARINA DEL COHETE QUE LANZÓ UNA MISIÓN SOBRE LA ISS ABRE PASO AL ABARATAMIENTO DE LOS LANZAMIENTOS.

En un alarde de exito por parte de los ingenieros, la empresa privada SpaceX logró aterrizar un cohete reutilizable Falcon 9 en una plataforma marina por primera vez. Después de poner en orbita una nave de carga Dragón con suministros para la Espación Espacial Internacional (ISS) el pasado viernes, la primera fase del cohete fue redirigida hacia ua plataforma de aterrizaje sin tripulación emplazada en alta mar, mediante el encendido de varios motores de retorno.
El responsable de esta hazaña es el técnico espacial privado Elon Musk, en su campaña de reutilizar las fases de los cohetes y astronaves, que pasaban a formar parte de la basra espacial o se perdián en el fondo del mar. Quiere abaratar los viajes espaciales para hacerlos asequibles para los inversores privados.
El carguero espacial Dragon coincidió con el carguero estadounidense Cygnus, y otras cuatro naves: dos cargueros Progress rusos y dos Soyuz, con tripulantes rusos. Dragon iba cargada de suministros, con semillas de lechuga o ratones para experimentos en microgravedad. La producción espacial de alimentos supone un reto para misiones de exploración espacial más prolongadas como la conquista de Marte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario