sábado, 18 de junio de 2016

La verdad sobre la operación bikini.

Gloria R. - que no existe- quería lucir su físico en la playa.Para ello se enfrentó al sedentarismo e hizo dieta, pero no ejercicio físico. El 1 de julio se puso el bañador y se examinó en un espejo de cuerpo entero de su cuarto de  baño. Mal. Los sacrificios habían sido insuficientes.
Ya en el lugar de vacaciones, una dieta a base de paellas, sangría y helados terminó de arruinar el esfuerzo de los meses invernales. Cuando se pesó en la báscula el 1 de septiembre dscubrió que había vualto al punto de partida. Y lloró. No lo pudo evitar.
"La Operación Bikini engorda", sentencia Juan Revenga en su libro "Adelgázame, miénteme". "En la mayoría de las dietas que sigue el bañista de a pie se pierden líquidos o masa muscular, por lo que la ilusión de haber perdido peso es rápida pero ficticia.
"La mayoría de estas personas renuncian a comer cosas con grasa o glucosa que les encantan. Cuando creen haber llegado a la meta, se desquitan psicológicamente comiendo de todo, y vuelven a la casilla de salida"
Para conseguir adelgazar es saludable no solo no comer en exceso sino también acompañarlo de una tanda adecuada de ejercicio físico
Puesto a seguir dietas debemos atender las recomendaciones de nuestro médico, y desconfiar de las dietas que encontremos y que nos ofrezcan resultados milagrosos comiendo cosas que sabemos que son una bomba de azúcar o grasas o que lo conseguiremos sin esfuerzo físico. Eso va por la dieta Atkins.

ESTAS NO SON DIETAS SANAS.

Drunkoresia:

Propone beber alcool en lugar de comer. La sigue Lady Gaga.

Brinner o cena- desayuno.

Propone cenar leche con cereales, bollería o galletas. Lo que no saben las personas que la siguen que los hidratos engordan más de noche.

Dieta del gusano:

Esta se lleva el premio a la propuesta estúpida. Con creces. Ingerir una tenia, que es un parásito peligroso, para que devore los excesos calóricos es una aberración con un siglo de tradición. Que se lo pregunten a Tyra Banks.

Respiracionismo:

La modelo ucraniana Valeria Lukyanova asegura que vive del aire. Miente, y es un mal ejemplo para las personas que la escuchan y tienen problemas con la anorexia.

Bucarofagia:

Comer barro para estar más delgado y tener una piel más pálida. Una aberración de la que ya se habla en obras del siglo XVII.

En su libro "Más bacon y menos runnig", Grant dice que el cuerpo toma su energía de unas abundantes reservas de grasa de los michelines. Es el camino más rápido a la diabetes y el infarto.

ESTO FUNCIONA.

Dieta mediterránea:

Propone un consumo alto de frutas, verduras y legumbres, pescado azul, pan, pasta y aceite de oliva. Consumo moderado de vino tinto y esporádico de carne roja y dulces.

Paleodieta:

Se supone que es lo que comían nuestros ancestros de las cavernas. Incluye fruta, verdura, frutos secos, reíces comestibles, carne y pescado. No se recomiendan los lácteos, cereales, legumbres, azúcar y aceite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario