domingo, 24 de julio de 2016

Controversia por la reintroducción de osos en los Pirineos.

Los últimos ataques a ovejas en zonas del Pirineo frances y el Valle de Arán desatan las quejas de los pastores por el plan de repobleción.

Goiat, un oso esloveno, de 5 o 6 años, ha sido soltado en junio de 1016 en la comarca leridana del Pallarsde Sobirá. Tenía la misión de romper con el predominio reproductor del oso Pyros, y acabar con los problemas de consanguinidad. En las aldeas a ambos lados de la frontera de España con Francia han saltado las alarmas y el descontento.
Antes de que los biólogos y los conservacionistas introdujeran en el ecosistema a Goiat se produjeron dos ataques del mismo oso pardo a un rebaño de ovejas protegido por un vallado en el Valle de Arán. Los ganaderos de la región se manifestaron, hartos de los ataques de los osos contra su rebaño y de que el Ministerio de Medio Ambiente no paque las correspondientes indemnizaciones por las pérdidas de reses. Cuando no se puede demostrar que el responsable de los ataques es un oso, no ven ni un euro.
Los campesinos y granjeros franceses también hicieron un plante cuando el oso Goiat apareció en un jardín de una propiedad privada en un pueblo de la zona de Luchon. Los manifestantes exigían el traslado de toda la colonia de osos de los Pirineor. Un pastor del pueblo francés de Gedres denunciaba que todo su rebaño de ovejas, presas del pánico, se había despeñado por una sima para huir de la presencia de un oso en las proximidades.
"Ya no son solo los ganaderos. La mayoría de los lugareños tienen miedo de salir a por setas al monte", dicen los responsables de la Unió de Pagesos. Este sindicato apunta que en los Pirineos hay una treintena de osos. Camille, el último oso autóctono censado vivía en la zona central, y murió en 2011; ahora todos los osos son de origen esloveno gracias al programa de reintroducción. La mayoría vive en el Pirineo Central, pero hay dos machos aislados en los Pirineos Atlánticos
La Fundación Oso Pardo distribuye entre los ganaderos perros pastores y vallas electrificadas, así como contratan pastores armados con un fusil de dardos tranquilizantes para vigilar los rebaños por la noche.
Las reacciones violentas de los campesinos franceses contra los osos no se han hecho esperar desde que el proyecto de repoblación empezara en 1997. La osa Fraska fue atropellada en 2006 en la zona de Lourdes. La osa huía de un grupo de cazadores y en la autópsia se encontraron verias balas. Balou, uno de los pocos machos de los Pirineos no emparentados con Pyros., murió en 2014, en la zona del Aireige, departamento francés situado junto a la frontera con España. En su cuerpo también se encontraron disparos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario