sábado, 27 de agosto de 2016

El desafio del Ironman.

El objetivo del Ironman no es llegar el primero. Es alcanzar la meta. La clave reside en contar con una motivación extraordinaria que te empuje cuando ya no puedes más, como en la vida. Viajamos a uno de los Ironman más duros del mundo, el de Lanzarote.

Los triatletas se levantan a las 7 de la mañana, corren 42 kilómetros, nadan 3.800 metros y pedalean en bicicleta 180 kilómetros. Tienen 17 horas para llegar a la meta. Si pueden.
Teniendo en cuenta que la maratón es una carrera de fondo que hace pensárselo a los corredores de fondo olímpicos, terminar un triatlón es para prepararlo durante meses, pase lo que pase el día de autos.
El origen de estas competiciones hay que buscarlo en Hawai, en 1978. Unos marines se encuentran en el bar del Club de Natación de Waikiki. Discuten entre ellos, al principio de modo informal, cuáles son los deportistas más resistentes. ¿Los nadadores?¿Los ciclistas?¿O serán los corredores de fondo? El oficial de la Marina John Collins y su esposa, Judy, deciden organizar una competición donde se combinen todos estos deportes. Combinaron la competición de natación de Waikiki Roughwater, la de ciclismo Arguna Oahu y el maratón de Honolulu.
Desde entonces los adeptos a esta disciplina se han multiplicado. España es cuna de grandes triatletas profesionales, como Javier Gómez Noya, al que una lesión inoportuna impidió disputar los Juegos Olímpicos de Río. O Juan Raña. Aunque lo destacable de este deporte es que los participantes son personas corrientes, amateur. Muchas veces participan por motivos benéficos.
Los principales Ironman de España son el de Lanzarote (disputado desde 1992), el de Barcelona, el de Mallorca, y las pruebas de larga distancia de Vitoria.
La mayoría de ellos tienen que sacrificar momentos de ocio, y negociar con sus familias y parejas, para poder entrenarse adecuadamente para estas pruebas. Se invierten 12 o 14 horas semanales durante 6 o 7 meses.
Los deportistas amateur lo hacen para probar donde están sus límites físicos y psicológicos, de tomar conciencia de lo que se puede conseguir si su fe en sí mismos es lo bastante fuerte. Una palabra de ánimo, un poco de determinación, y pueden ser los factores que te ayuden a cruzar la meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario