miércoles, 3 de agosto de 2016

Los elefantes africanos.

Cada verano, Caitlin O´Connnell, autora de DON ELEFANTE: LA POLÍTICA DE LOS PAQUIDERMOS, hace sus maletas y viaja al norte de Namibia para estudiar las interacciones entre un grupo de elefantes macho. Es testigo de las luchas por el poder de estos machos y la posición frente a una poza de agua esa la vez sorprendente y reconfortante: conflictos violentos y tiernas escenas de afecto. Pero, sobre todo, los elefantes le muestran la importancia de la familia y el comportamiento ritual.

Trabajas en un lugar llamado Mushara, una zona muy poco conocida de Namibia. ¿Dónde está?

Nuestro sitio de trabajo de campo se encuentra enel Parque Nacional de Ethosa, en Nabibia. Es una zona remota del Parque donde hay unas escasas pozas de agua. Es muy bueno para nosotros porque los elefantes tienden a concentrarse en esas zonas y no tienen la presión de los turistas. Tenemos una torre de observación de 7 metros,con plataforma de visualización y tiendas de campaña. Nos instalamos allí en junio, cuando los elefantes se concentran.

Utilizas el término "don" para dscribir una delos elefantes machos. Háblanos de Greg y por qué es el capo dei capi?

Los elefantes son unos animales sociales muy ritualistas, como los mafiosos. Un elefante macho elevará su trompa y la colocará en la boca de Greg. Es por eso que lo llamamos el Don. Greg es un macho dominante que usa con éxito la estrategia del palo y la zanahoria. Hay machos jóvenes agresivos, demasiado brutales, que se quedan pronto sin seguidores, pero Greg es el de los que proonen las cosas.

¿Qué edad tiene Greg?

Unos 45 años. No es el macho de mayor tamaño y ni siquiera tiene  los colmillos más grandes. Todo su poderío viene de la forma en que los otros machos lo ven, de esa reverencia.

La jerarquía masculina decide quien bebe la mejor agua, ¿verdad?

Cuando un animal social tienedominio sobre un recurso, tiene dominio sobre sus congéneres. Los elefantes machos siempre están competiendo por tener acceso al mejor agua, pero cuando llega Greg, es como si se abrieran las aguas del Mar Rojo. Los machos sobordinados introducen su trompa en la boca de Greg para solicitar permiso para beber cerca de él. Los machos de más bajo rango ni siquiera se molestan. Van directamente a las zonas de las pozas donde el agua es más salobre.

Suena como si la lucha por el poder jerárquico entre los elefantes fuera demasiado violenta.

Oh, sí. Saben perfectamente para qué sirven sus colmillos. Loselfantes se embisten como luhadores de sumo, evitando si es posible ofrecer un flanco vulnerable al adversario. Si no pueden encarar de frente al enemigo, huyen.

He oído por ahí el término nusth. ¿Qué es y cómo afecta al comportamieto de los elefantes machos?

Must es una expresion india. Una definición de "borracho". El elefante entra en un estado de testosterona elevado, similar a las verreas de ciervos y antílopes. Sin embargo, los elefants no entran todos en ese estado a la vez, porque se escabecharían entre ellos.
Hay unos comportamientos muy específicos que indican que están en medio de musth. Gotean orina y sus ganglios de las orejas secretan un líquido pegajoso. Se frotan la cara con las trompas esparciendo esa sustancia maloliente. Agitan sus orejas y enroscan sus trompas.
Lo hacen para proclamar que están en celo y que optan a aparearse con las hembras. A veces se pelean por eta razón. Lo más misterioso del grupo que estamos investigando es que Greg es capaz de inhibir los ciclos reproductivos de otros elefantes o retrasarlos. No sabemos cómo lo hace.

Ser adolescente no es fácil, y si eres unelefante africano, todavía menos, ¿verdad?

Los elefantes adolescentes sufren picos de testosterona por lo que los machos adultos tienen que enseñarles constantemente cual es su lugar en la jerarquía. Algunos solicitan la protección de un macho de mayor edad, pero no todos los elefantes están nteresados en ese papel. Greg, sí. Los toma literalmente bajo su ala. Les frota le cabeza y el cuerpo con sus orejas para indicar que los adolescentes están bajo su protección


No hay comentarios:

Publicar un comentario