miércoles, 3 de agosto de 2016

Los orangutanes.

No hay mas que 4000 grandes simios ( gorilas, orangutanes, chimpancés y bonobos) en la red de zoos. Pero, a diferencia de los primates salvajes que los naturalistas como Jane Goodall o David Attemborough han estudiado durante décadas, las vidas de estos simios ha sido olvidadas injustamente.
Chris Herfeld es el autor d Wattana: un orangután en París. Ha demostrado que las vidas de los grandes simios en cautividad son tan interesantes como las de sus congéneres salvajes

Cuando pensamos en primatólogos pensamos en alguien cama Jane Goodall en lo más profundo de las selvas africanas. ¿Por qué decidiste estudiar un orangutan en el Jardin Des Plantes en pleno Paris?

Los primates en cautividad probablemente no tengan las mismas oportunidades de sociabializarse como en el medio natural. Pero tienen un comportamiento muy plástico y aprovechan todas las cosas que los humanos les ofrecen.
No son exactamente simios salvajes, pero tampoco son animales humanizados. Son animales que se adaptan al medio propuesto por los seres humanos.

Dices que es importante que leamos biografías de animales, porque es un género sin explotar.

Sí; Wattana tiene su propia personalidad, que es fruto de sus experiencias, como las de las personas. Fue rechazada por su madre, una joven hembra del zoo de Antwert, en Holanda. De esta serie de expeiencias sabemos que el comportamiento maternal no es innato en los simios. Las hembras tienen qe aprender a ser madres, y lo tienen que aprender de otras madres de su entorno. El problema es que el parque zoológico no es un lugar adecuado a causa del confinamiento y la escasez de individuos en un mismo recinto para este aprendizaje, por lo que los cidadores veterinarios siempre serán necesarios.
Luego fue transferida al zoo de Sttutgart, en Alemania, sonde Wattanna se encontró con una cuidadora llamada Marga Federer, con la que trabó un vínculo especial.

Una de las cosas más sorprendentes son los vínculos emocionales que forman estos siios cautivos con los veterinarios y cuidadores que los atienden.

Sí; esto es cierto en el caso de Marga Federer y Wattanna. Cuando cumplió tres años, Wattanna fue separada de su hermano y enciada al Jardin Des Plantes en París. Su hermano fue enviado a un zoológico en Hungría.
Wattanna necesitaba hacer nuevos amigos, tanto humanos como primates.
Los cuidadores se vuelven muy importantes para estos simios. Cuando el cuidador del Jardin Des Plantes, Gérard Dousseau, tuvo que cuidar de un grupo de chimpances forjo un vínculo muy fuerte con ellos. Los chimpancés ueron transferidos a otro zoo. Dousseau y su esposa los visitaban con frecuencia. Los chimpancés dejaban lo que estuvieran haciendo y se acercaban a los cristales para saludarlos

¿Cuándo te encontraste con Wattanna? Y háblanos de su enorme habilidad para hacer nudos.

La primera vez que me encontré con watanna en París, ledí unos papeles de seda, porque uno de los cuidadores me dijo que tenía una habilidad especial para hacer nudos. Pensé que esto era importante porque anudar cosas es una de las cosas que solemos asociar a las personas. ¿Cómo podía una hembra de orangután hacer nudos. !Pero lo ví y fue emocionante! Así que le traje otros materiales para ver qué hacía con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario