miércoles, 3 de agosto de 2016

Un fotógrafo acecha al tigre siberiano.

Sooyong Park es un fotógrafo y naturalista que ha pasado seis meses al año en una especie de bunker subterráneo en Siberia, soportando tempetaruras de - 20 º F para estudiar la más majestuoso felino del planeta: Panthera Tigris Altaica, el esquivo y misterioso tigre siberiano. Las experiencias de Park quedaron registradas ensu nuevo libro El gran espíritu de Siberia: Pasión, obsesión y búsqueda por parte de un hombre del más esquivo tigre del mundo, que es una llmada a proteger estos felinos antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué te llevó a estudiar los tigres siberianos?

Llegué al naturalismo a través de la escritura creativa. Pensaba que los informes de los biólogos eran demasiado áridos ante la emoción- y el temor- de seguir los rastros de estos depredadores y la recompensa cuando finalmente divisas uno.
Me centré en los tigres siberianos porque son los más difíciles de ver y son los que están más amenazados. Al cabo de unos años de trabajo, ya era capaz de identificar a los tigres individuales y a relacionarlos con otros de su familia. Supe cómo vivían, cómo amaban, cómo morían.Las vidas de los tigres siberianos no son muy diferentes de las de los seres humanos.

Pasaste de seis a siete meses en un bunker subterráneo solo durante los inviernos siberianos tratando de filmar a esos tigres. Describe tu refugio y como sobreviviste a la soledad y al frío.

Llamaba a mus bunkeres "hoteles" porque me esforzaba en que fueran tan cómodos como fuera posible. Mi principal tarea era esperar y acechar a los tigres con mi cámara. La temperatura era de -20º F. Quería gritar cuando el confinamiento se me hacía angustioso.
Pero luego, cuando ya no la esperabas, llegaba la recompensa. Aparecía un gatazo naranja con rayas negras contra el blanco de la nieve. Pero tanto tiempo de espera se me hacía tedioso. Exploré mi vida. Descubrí que, a diferencia de los tigres, los humanos no podemos vivir solos.
También entendí que todos los seres vivos (la hierba, los insectos, o los tigres) son parte de lo mismo: una vasta mota de  vida aislada en el Universo. En la ciudad las personas pueden olvidar s conexión con la naturaleza, con los otros seres vivos. Pero en medio del bosque templado,mientras rastreo un tigre- del que sé que es capaz de matarme, si me acerco demasiado- me siento humilde.

Cuéntanos tus experiencias cn la matriarca Bloody Mary, y sus tres cachorros.

Todo el que ha tenido un perro sabe que tienen su carácter. puede ser una criatura amable o un perro dominante. Lo mismo pasaba con Bloody Mary. Ella era una tigresa cauta, que procuraba que sus cachorros estuvieran bien alimentados y fuera del peligro.
Un día me reuní con otros naturalistas y biólogos. Encontranos las huellas de Bloody Mary cerca de nuestro campamento. La tigresa se había dslizado cerca de nuestras tiendas de campaña en silencio mientras olisqueaba en busca del olor de las armas de fuego. No lo encontró. No éramos cazadores. Podía ttranquilizarse. Sus cachorros estaban a saldo.
De hecho, Bloody Mary dejó que la viéramos de lejos mientras se alejaba de nosotros al día siguiente. 

Descubriste que los tigres macho - los padres de los cachorros- se interesan por sus familias. Juegan con las crías, y cazan para ellas. Habla de tu nueva investigación sobre las familias de tigres.

Antes de mi investigación, no había mucha información sobre la ecología del tgre siberiano. Es muy difícil presenciar algo tan normalizado como la relación de una tigresa con sus cachorros, y todavía lo es más, presenciar la visita del machoa su familia.
Observé a un tigre macho, Khajain, volvera casa tras una larga patrulla, y reunirse con la madre de sus cachorros, White Snow. Sefrotaron mejilla contra mejilla y se olisquearon. Parecían un viejo matrimonio. Es normal que un tigre macho juegue con sus cachorros.Les encanta hacerlo. También cazan para ellos. Antes de esta observación, pensabamos que los tigres se apareaban y se desentendían de lo que sucediera después con su descendencia.

Háblanos del pueblo Ussuri. Creo que sus chamanes reverencian a los tigres.
Los Ussuri son un grupo étnico de cazadores recolectores. Algunas de sus tradiciones culturales son similares a las de los indios norteamericanos.
Los Ussuri tienen dos tótenes. Uno es el tigre, y el otro es el oso. Hace mucho tiempo, antes dela llegada de los valores occidentales, la gente pertenecía al clan de oso o el del lobo. Los tigres no tenían totem. Se suponía que osos y lobos eran los animales más poderosos de Siberia. Cuando la cultura Ussuri se convirtió en la dominante, la gente empezó a decir que quería pertenecer al clan del tigre. Los chamanes se ponen máscaras de osos o tigres, y simulan una lucha entre estos dos totems.

No hay comentarios:

Publicar un comentario