miércoles, 21 de septiembre de 2016

"Beethoven suena como una bolsa llena de clavos"

Un libro recopila los vituperios más feroces vertidos durante siglo y medio contra los genios de la música.

El director de orquesta y crítico Nicolas Slonimsky he recopilado los VITUPERIOS MUSICALES (Taurus) de obras musicales, hoy consideradas maestras, en la prensa tanto generalista como especializada del periodo de 1800-1950.
En 1850, la publicación mensual británica MUSICAL WORLD escribía sobre Lohengrin, la "más italiana" de las óperas de Wagner: "En realidad, no puede aspirar a considerarse más música esto que el tintineo y el estrépito de los gongs y otros instrumentos con que los chinos pretendían ingenuamente ahuyentar a nuestras chaquetas azules ingleses".
El snobismo y el nacionalismo mal asumido de algunas naciones lleva a frases como esta del crítico japonés Jihei Hashigushi tras escuchar en Nueva York una interpretación de Madame Bitterfly, estrenada por Puccini en 1903: "La música occidental es demasiado complicada para los japoneses. Ni siquiera la reputada manera de cantar de Caruso nos parece mucho más atractiva que el ladrido de un perro en un bosque lejano".
También en 1903 aparecía en THE SUN de Nueva York el siguiente retrato del compositor ruso Debussy: "Me quedé impactado por la singular fealdad de este hombre...", que acaba con una descalificación a su trabajo: "Su música se oía hace mucho en los templos de las collinas de Borneo. !Surgió como una sinfonía para celebrar el regreso de los cazadores de cabezas con sus abominables motines de guerra!".
Otro crítico amargado dijo de Beethoven:"Suena como si se hubiera volcado una bolsa llena de clavos y, de vez en cuando, se dejara caer un martillo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario