martes, 20 de septiembre de 2016

Los manatíes.

Son unos animales tan singulares que dieron lugar a la leyenda de las sirenas. Los manatíes, emparentados con los elefantes, son hoy una especie amenazada, pero hace tiempo eran una especie mitológica. Os cuento el por qué de este singular mito y cómo llegaron a confundir a Cristobal Colón.

Colón lo había logrado. Había alcanzado tierra navegando desde Palos hacia el Oeste. Un grito del vigia desde el foque indica a Colón que hay algo extraño en el agua. En cubierta, los marineros están excitados.
-Hay sirenas en el agua, señor.
Colón se asoma por encima de la amura. Sí; son los seres acuáticos conocidos como sirenas por los marineros portugueses. Colón las había visto de lejos en las ostas de Guinea, pero ahora estaban a pocos metros del casco de la Santa María. Esperaba ver muchachas bellas con cola de pez pero se encontró con aquellos seres de rostro gordezuelo y deforme. !Eran espantosas!

Los manatíes son unos parientes lejanos de los elefantes que han evolucionado para vivir en las aguas marinas tropicales del Atlántico. Hay dos especies de agua salada: el manatí del Caribe y el manatí Occidental, que seguramente fue el que Colón vio desde lejos en Guinea. También hay una especie de agua dulce, el manatí del Amazonas.. La forma de asomar la cabeza por encima del agua y el modo de abrazar y cuidar de sus crías es la razón de que se las asociase con las sirenas mitológicas. Otro tanto sucede en el Pacífico con un pariente suyo de agua marina, pero con la cola en forma de madia luna, no de espápula, como los dugongos.
Las sirenas de la leyenda eran seres agresivos qe cantaban para atraer a los navíos contra los rompientes y así hacerlos naufragar. Luego se daban un festín con la carne de los marineros ahogados. Pero tanto los dugongos como los manatíes son pacíficos herbívoros. A diferencia de otros mamíferos marinos como las ballenas o las focas, los manatíes no tienn espesas capas de grasas, así que mueren tan pronto como la temperatura se vuelve fría por debajo de los 20º C.

Los europeos se fijaronen la forma en que las hembras cuidaban y abrazaban a sus crías. Las hembras no son maduras sexualmente hasta los 5 años - algunos ejemplares hasta los 10- y parmanecen con sus crías hasta que les sale la dentición completa, a los 4 años, y y pueden pastar algas duras. La leche de los manatíes es rica en grasas y proteínas.
Estas atenciones con los retoños los convirtio para los pueblos nativos del Caribe y del Golfo de Guinea en seres asociados con la maternidad pero no evitó su caza. Los waraucos del Orinoco los cazaban para extraer su oído interno y hacer con el un potentísimo amuleto. Molian sus huesos para combatir la artritis.
 Los soanoas del Amazonas consideraban al manatí un dios vengativo ( ¿ ) pero usaban su piel para hacer látigos. Hervíanla carne y mezclaban el caldo resultante con ron, como remedio contra el asma. También hacían cataplasmas de manatí para evitar qe se infectasen las heridas.. Los mayas también los cazaban por su carne.
En el Golfo de Guinea, los nativos cazaban manatíes para comer y hacían remedios con sus testículos contra la impotencia. Cuando llegó a sus oídos la leyenda europea de las sirenas empezaron a disecarlos para venderlos a los marineros blancos del comercio negrero.
Los nativos de Guinea empezaron a disecar distintos animales como monos y peces grandes para fabricar sirenas que, embalsamadas convenientemente, se vendían a los crédulos y supersticiosos marineros europeos. Cuando se cazaba un dugongo en el Pacífico los nativos de Filipinas colocaban y cosían las aletas a modo de mamas humanas y les colocaban símbolos cristianos "para alejar el mal de ojo".
Con el tiempo los compradores europeos empezaron a pasar mas tiempo en el trópico y a ser más exigentes con lo que compraban. Así que algunos malhechores empezaron a matar niñas y a coserlas a colas de pez.

Falso documental:

En 2012, Discovery Channel realizó el documental SIRENAS: EL CUERPO ENCONTRADO, un falso documental con testimonios de expertos. Al final se especificaba que todo había sido un montaje pseudocientífico, pero el documental creó tal sensación entre el público que pronto se vieron fotos en las redes de supuestas "sirenas". La mayoría estaban hechas de una forma chapucera por lo que el bulo duraba unos días.
Pero unos retocadores de imágenes aprovecharon una foto de la sirena de PIRATAS DEL CARIBE 4 para decir que había aparecido en una playa de Veracruz, México. Las redes sociales se revolucionaron. !Aquello sí que parecía real! Los programadores tuvieron que calmar la conmoción del público diciento que solo querían promocionar una película.

PARA VER:
Documental SIRENAS: EL CUERPO ENCONTRADO.
https://www.youtube.com/watch?v=UOIfIjMbEoY 

No hay comentarios:

Publicar un comentario