jueves, 29 de septiembre de 2016

Una discusión matrimonial estuvo a punto de cambiar la Historia.

Juan Pujol, alias "Garbo", es el agente doble que bajo el nombre en clave de "Arabel", desinformó a la Werhmatch sobre el punto de desembarco de la invasión anglo norteamericana, lo que se conoció con el nombre en clave de Operación Fortitude. Informó de que sería en el puerto de Calais, así como se inventó los prolegómenos de una invasión de Noruega por parte de los aliados.
Pero todo esto estuvo a punto de salir mal a causa del descontento de la esposa de Pujol Araceli. A ella no le gustaba Inglaterra, donde operaba su marido. No hablaba inglés y "Garbo" le había prohíbido expresamente relacionarse con otros españoles, por si saltaba a la luz su tapadera, así que vivía enclaustrada con sus dos hijos en un apartamento de Harrow, una población del extrarradio de Londres. La noche de la discusión Araceli se quejó de la comida inglesa, dijo que Garbo no le permitía viajar a Galicia a ver a su madre, y se lamentó de no poder asistir a una recepción en la embajada española. Las quejas y las discusiones siguieron esa tónica, hasta que ella le amenazó con informar a los servicios secretos franquistas - el temible SIFNE- del papel como agente doble de su marido.
Alarmado por la situación, Pujol "Garbo" informó a su superior del MI-15, Thomas Harris. Churchill fingió que detenía al marido y convocaron a una reunión a Araceli a un centro de detención. En el transcurso de la reunión, Harris informó a la mujer que de persistir su actitud, "matarían al marido, porque ya no tendría valor como pieza de la Inteligencia Aliada". "No tenemos tiempo que perder con gente incómoda"- dijo Harris.-"Si vuelvo a saber de usted y de sus quejas ordenaré que la maten también. La vida de una mujer caprichosa vale menos que la vida de 100.000 valientes".
Araceli desistió de su actitud durante el año que continuó Inglaterra en guerra. Terminada la contienda Juan Pujol y Araceli se divorciaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario