martes, 4 de octubre de 2016

El yoga.

Cada año, personas de todas las edades, condiciones y credos viajan desde todos los rincones del mundo para reunirse con el swami Arsha Vidya Gurukulam, en un ashram del estado meridional indio de Tamil Nadu. Allí pasan tres años leyendo,meditando, y aprendiendo sanscrito, le lengua sagrada de los pueblos arios. ¿Por qué? Están buscando respuestas para su vida.
El swami Gurukulam es una de los seguidores de la corriente espiritual del maestro Dayananda Sarawasti y el protagonista de un documental sobre él y sus discípulos. Enseña filosofía no dulista. Su idea principal es que no hay diferencias siubstanciales entre el mundo físico y el espiritual.
Hoy, algunos occidentales asoian el hinduísmo con el yoga, pero Sarawasti quiere que vayamos al nucleo de la filosofía que se sustenta detrás de los cánticos y las poses atléticas.
En el documental, los co-directores William Elizabetth y Reli Dalal no usan una voz en off ni muestran cabezas parlantes, algo que nos acerca más al mundo de la meditación y de la filosofía zen. La cinta es una experiencia inmersiva y sensorial, basada en la paz y los ritmos diarios del ashram, los ciclos de meditación del swami y sus discípulos.

Hablando desde su casa en Alberta, Canadá, El profesor Dalal, experto en la filosofía del sur de Asia nos habla sobre el yoga y el hinduísmo.

¿Por qué elegísteis Adudita Vedanta?

Si tanteas su genealogía vualves al corpus de ideas más tradicinal y puro de los textos. Es la más antigua tradición no dualista de la filosofía india. Estos antiguos textos, los Udanishads, que la gente data en diferentes periodos - la mayoría de los expertos los datan a partir del siglo IX a de C- están enel ashram desde el siglo VI hasta el presente.

¿Qué es eso de la filosofía no dualista?

Es la idea de que hay un campo espiritual unificado. Vivimos en un mundo de dualidad - tú y yo; nosotros y los objetos de nuestro entorno- pero cuando decimos "Somos todos uno" o "Veo la divinidad en tí; la divinidad en mí" estamos hablando de conceptos que no son occidentales, sino que vienen del hinduísmo más profundo.

En Occidente asociamos esta filosofía con una serie de ejercicios físicos como el yoga, la idea de que la paz espiritual y la salud física están unidas. ¿Eso es positivo?

Occidente ha aceptado la idea de que el yoga puede ser sanador, y eso es positivo. Pero los occidentales somos comerciantes y hemos tratado de comerciar con el yoga, lo que lo devalua. Ahora hay cosas como "Cerveza y yoga" o "Cata de vino y yoga" que son parte de la comercialización. No hemos comerciado con la parte espiritual del asunto y de búsqueda de la Iluminación, porque supone un esfuerzo de abstracción que puede durar una vida, y nadie va a pagar por eso. Es una suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario