martes, 24 de enero de 2017

Los intelectuales franceses durante la ocupación nazi.

"Uno no debe permitir bajo ningún concepto que las frivolidades de la guerra lo distraigan de los asuntos serios".

JEAN COCTEAU.

Entre los intelectuales y artistas franceses que colaboraron con las fuerzas de ocupación alemanas durante la Segunda Guerra Mundial están los pintores fauvistas Derain, Vlanminck y Van Dongen, que aceptaron la invitación del ministro de Propagganda Joseph Goebbels de hacer una gira artística por Alemania en otoño de 1941. También aceptaron los pintores Charles Despiau y Paul Belmondo (que es el padre del actor Jean Paul Belmondo), entre otros artistas.
Eso en cuanto a los inevitables colaboracionistas. Los escritores André Malraux, Albert Camus, Louis Aragon o Paul Éluard habían prometido no tomar las armas, ni siquiera en defensa de Francia, tras las matanzas y los abusos de poder de la Primera Guerra Mundial, pero decidieron que los nuevos abusos de los nazis tenían que se atajados, así que se enrolaron en la Resistencia.
Cocteau no solo aceptó las invitaciones de participación en actividades del servicio de Propaganda nazi, sino que colaboró con el servicio de Inteligencia alemán a cambio de preferencia en la venta de sus obras a marchantes alemanes.
Y por último debo contar con los que huyeron o lo intentaron. El periodista estadounidense Varian Fry alquiló un caserón en Marsella para ocultar a los intelectuales y artistas franceses que ya estaban por su abor política o por ser judíos en las listas negras de la Gestapo. Organizó la huida de muchas de estas personas. No pudo ayudar al pintor alemán de origen judío Max Ernst, que vivía junto con la pintora británica Leonora Carrington en Saint Martin dÁrdeche, en el sur del país. En 1941 fue detenido por la Gestapo.
Carrington, miembro del Grupo de Bloomsbury, enloqueció y fue internada en un psiquiatrico de donde scapó a Lisboa. Aquella terrible experiencia arruinó su relación con el pintor surrealista. Erns escapó del campo de internamiento y huyó a América, con la ayuda de la coleccionista y ecenas Peggy Gugemheim, con la que acabaría casándose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario