lunes, 6 de marzo de 2017

Aparece una serpiente de cascabel en el parque de Tetuán.

De cuando en cuando hay que sacar a un completo pirado para mostrar a mis seguidores lo que no hay que hacer en absoluto.
El protagonista de esta entrada afirma que fue al parque de Tetuán (Madrid) con su novia para patinar. Vio una serpiente de cascabel diamantina, una especie que normalmente te encontrarías en Arizona, y no se le ocurrió mejor cosa que cogerla con las manos. Aunque fuera una inofensiva culebrilla de agua, lo mejor es dejarlas en paz. Así que no sabemos si es un inconsciente que coge con las manos los ofidios sin conocerlos de nada o un anormal insustancial que sabe que la serpiente de cascabel diamantina es letal para las personas pero que aún así va de héroe por la vida.
Lo siguiente que se sabe es que el tipo acude al centro hospitalario de La Paz con una picadura en el brazo. El tipo está muy alterado, insufrible en palabras del personal médico, y exige un suero para serpientes de cascabel. Los médicos le administran el suero para las víboras europeas. Pero el tipo se pone más histérico y parece a punto de perder el brazo. Dice que le ha picado una serpiente de cascabel, que la mató con la pierna para evitar que picase a los niños, y les dice a los Polícias que vayan al parque y recojan el cadáver del reptil. ¿Cómo sabe tanto del tema? Los herpetólogos del zoológico Faunia identifican al animal y ofrecen el suero adecuado. La Policía sospecha que el tipo de esta entrada en realidad era el propietario del ofidio, una especie que es ilegal mantener en un terrario como mascota en España, y que la llevó al parque para librarse de una multa de 20.000 euros por tráfico de especies peligrosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario