lunes, 26 de junio de 2017

Los trucos de los carteristas.

Los carteristas han desarrollado métodos asombrosos para robar e tiempo récord y sin que la víctima se de cuenta. ¿Cómo? Practicando trucos con las manos. Éstas son algunas de las técnicas que utilizan.

RATAS DE METRO:

Los más comunes. Suelen ser mujeres de buen aspecto físico, con ropa de calidad. Utilizan el método del tapón: aprovechan las entradas y salidas de los vagones para provocar una aglomeración y extraer con el meñique y el anular (la pinza) la cartera de la víctima.

LANCEROS Y CHINAORES:

Los príncipes de los carteristas. Se juegan el cobre en los autobuses o trenes. Si te sorprende el "primo" no hay escapatoria posible. Utilizan una cuchilla de reducidas dimensiones para rajar las mochilas, los bolsos o los bolsillos. A esto en la Edad Media se le llamaba "cortar la bolsa".

EL FALSO TURISTA:

Se acerca al "primo" simulando ser un forastero. En ocasiones imitan acentos. Le muestran un plano de la ciudad a la víctima y le preguntan por una dirección. Como se supone que son de fuera se hacen los tontos el tiempo suficiente para que un cómplice les robe la cartera.

LOS "RONALNINHOS"

Suelen ser magrebís y actuar en parejas. Merodean por las zonas de ocio nocturno. Actúan cuando el "primo" ha bebido demasiado. Fingen hacer regates con una lata o una pelotilla de papel y, al regatear a la víctima se llevan su móvil o su cartera.

GOTERAS:

La prostitución es un compendio de todas las miserias morales por parte de hombres - especialmente- y mujeres. En este ambiente malsano, no es infrecuente que una gotera eche una sustancia sedante en una de las bebidas del local de alterne. El "primo" se adormece y despierta con la cartera sin el dinero en efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario