viernes, 28 de julio de 2017

El tornado de Moore de 2013.

Llaman a Moore, en Oklahoma, "el Corredor de los Tornados dentro del Corredor de los Tornados". En 1999, la ciudad fue pulverizada por un monstruoso tornado.
La falta de fondos para construir refugios y el fatalismo de los campesinos de Moore hicieron que se hiciera muy poco para prevenir la amenaza de un nuevo tornado, como el que tomó tierra en 2013.
El tornado impactó sobre la Escuela Elemental Plaza, matando a siete niños.
Holy Bailey, una periodista corresponsal de la Casa Blanca y antigua vecina de Moore llegó al día siguiente para descubrir que el tornado se había tragado todos los hitos municipales de su infancia. Es la autora de LA MISERICORDIA DE LOS CIELOS: LA HISTORIA DE UN TORNADO, un libro de testimonios. Contiene los recuerdos de una docena de vecinos de Moore acerca de lo que fueron 40 minutos de terror.

Tu libro trata del tornado que tocó tierra en Moore, Oklahoma el 20 de mayo de 2013. Llévanos de vuelta a ese día.

Las emisoras de televisión locales como KFOR y KWTV estuvieron advirtiendo a los telespectadores que se avecinaba una tormenta especialmente mala, pero no les advirtieron de lo pronto que se iba a formar. El tornado tomó tierra a las 2:pm y avanzó hacia Moore desde el sur. Acertó de lleno contra las dos escuelas primarias de la localidad, que por ua extraña razón, todavía tenían a sus escolares en las aulas. La tormenta produjo 23 muertos e innumerables heridos. Todo el centro de la localidad quedó arrasado.

Los padres enviaron a sus hijos a las escuelas con la creencia que los tornados no tomarían tierra hasta la madrugada.¿No es eso tentar la suerte?

Lo era hasta 2013. Ahora no lo hacen. Oklahoma es un estado bastante conservador, por lo que las escuelas que financian sus propios materiales de estudio no tienen luego fondos para construir espacios seguros para los niños durante los inevitables desastres climáticos.

Tú te has criado en Moore. Seguro que tienes recuerdos de los tornados de tu infancia.

Recuerdo que mi madre salía a inspeccionar el cielo antes de salir de casa, durante la primavera, y me enseñó a hacer lo mismo.
Cuando vives en Oklahoma tienes dos sentimientos hacia el clima que se superponen y jamás se anulan. Por un lado tienes miedo por el modo en que un tornado puede poner tu vida del revés y reducirla a nada. Por otro, si has visto una supercélula desde una distancia prudente, admiras los tornados. Ves los relámpagos, sientes su poder y miras al tornado bailar en medio de la naturaleza. Por supuesto después pones tierra de por medio y te vas al refugio, si lo hubiese. Si un tornado toca tierra en el campo, lo admiras. Si toca una zona urbana, lo temes. Supongo que esa es la posición de los humanos hacia el poder de la naturaleza en general.

Dicen que los oklahomanos son muy duros.

Los campesinos y granjeros de la región son muy resilientes y eso viene del Dust Bowl, una tormenta de arena acaecida durante la Gran Depresión.
He hablado con los vecinos y amigos de Moore y, ya al día siguiente, estaban hablando de restallar las heridas y de reconstruir. Nadie hablaba de irse, de huir del clima extremo. Son muy valientes.

Todos hemos visto reportajes sobre los cazadores de tormentas. Háblanos de estos locuelos heroícos y de cómo su labor salva vidas.

Primero tenemos los metereólogos aficionados, que lo único que quieren es conseguir buenas fotos y videos de los fenómenos meteorólogicos extremos. Después tienes la gente que trabaja para las televisiones locales. Salen con camiones equipados con cámaras y advierten a los vecinos en directo cuando ha llegado el momento de dejarlo todo y ponerse a salvo. Algunos cazadores de tormentas aficionados tienen material tecnológico de primera calidad y obtienen buenas imágenes que venden a las cadenas.

En la mayoría de los Estados los meteorólogos son considerados los tipos "plastas2 que salen después de los informativos pero antes de las series de televisión y las películas. Pero en Oklahoma son casi estrellas. Háblanos de Gary England.

Gary England es la estrella del rock de los presentadores del tiempo. También es un poco rebelde porque se compró un rádar doppler para que su cadena pudiera avidar del peligro a los ciudadanos a tiempo, sin tener que depender del Servicio Meteorólogico Nacional, lo que agrió las relaciones entre las cadenas y los funcionarios que llevan la gestión de la información del clima. Creo que Gary se retiró poco después de la catástrofe de Moore.

¿Cómo han mejorado los cazadores de tormentas la previsión de lo que hará una supercélula?

Cuando era niña no sabías que el tornado había tocado tierra hasta que veías la casa del vecino salis volando. Ahora tienes tiempo para ir al refugio.
Lo malo es que en mi infancia los tornados eran F1 o F2 en la Escala de Fujita. Ahora su severidad y potencia ha aumentado hasta F4, quizá a causa del cambio climático.
También tenemos el problema de que si en Moore se ha hecho poco es por el desinterés del resto de los americanos por lo que pase en la región. No quieren pagar más impuestos en algo que sucede a unos pocos granjeros y ganaderos. Por lo que el próximo tornado nos pillará desprevenidos.
Además que los modelos climáticos en lo que se refiere a los tornados no son exactos. En 2013 tuvimos varios tornados en Moore, incluyendo el del 20 de mayo. Pero 2014 es uno de los más bajos si te refieres a la actividad de las supercélulas. Pero el condado de Cleveland vivió el peor año por lo que se refiere a las tormentas severas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario