domingo, 11 de febrero de 2018

A la rica cáscara de plátano.

Unos investigadores japoneses han desarrollado un plátano con la cáscara comestible, lo que permitiría a los consumidores comer la banana tal y como harían con una manzana o un melocotón. Esto llegó tras experimentar con un método de congelación y descongelación, que mantiene el banano a temperaturas extremadamente frías (-76 ºF) seguido de un aumento de temperatura de 80º F. El resultado es una piel suave y delgada que o se ha desarrollado completamente.

El método imita el crecimiento delas plantas durante periodos extremadamente fríos, como las glaciaciones u otras heladas prolongadas; un repentino estallido de luz y calor puede conducir a un crecimiento dramático. En el caso del plátano, la fruta, que retiene la semilla, madura antes de que la piel sea lo suficientemente gruesa para alcanzarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario