miércoles, 23 de mayo de 2018

Experimentos sobre el papel de la oxitocina en la maternidad.

Antes y después de que Sarah Blaffer Hrdy conociera a su nieto por primera vez escupió en un vial. Dos semanas después, cuando el señor Blaffer se encontró con el recién nacido Sarah lepidió que hiciera lo mismo.

Las pruebas delaboratorio muestras que los noveles de Hrdy de un químico cerebral llamdo oxitocina aumentaron un 63 por ciento esa noche. La noche inicial del señor Blaffer mostró unaumento del 26 por ciento, pero subiendo paulatinamente a un pico del 63 por ciento.

Hrdy, una antropóloga de la Universidad deCalifornia en Davis me explica: "Todas las hembras de mamíferos tienen respuestas maternales, o "instintos", pero eso no significa que cada madre que da a luz está autoaticamente lista para nutrir a su descendencia. Son las hormonas gestacionales las que estimulan a las madres a responder a los estímulos de sus bebés".

No es sólo el caso de las que dan a luz a su descendencia. Las madres adoptivas tienen los mismos cambios hormnales que las madres biológicas. El hecho de que incluso los Hrdy, que son abuelos, hayan experimentado un aumento de los niveles de oxitocina, nos da una pista en esa dirección.

Ser mamá tiene un significado diferente en 2018 del que tenía en 1990. Muchas mujeres estan retrasando el momento de ser madres. Hay parejas del mismo sexo con niños/ as a su cargo. A principios de 2018 una mujer transgénero fue la primera en amamantar a su bebé.

La oxitocina es un neuropéptido complejo que desempeña un papel importante en la reproducción de los mamíferos, incluido el emparejamiento, la contracción del útero y la orden de liberar por parte de las mamas la leche materna.

"Un orgasmo, un contacto visual, los abrazos, las caricias suaves: todas estas cosas liberan oxitocina", dice Bianca J. Marlin, investigadora postdoctoral en el departamento de neurociencia de la Universidad de Columbia.

En 2015 Marlin fue co- autora de un estudio donde estudiaba los efectos de la oxitocina en el cerebro de los ratones hembra. Las hembras vírgenes reaccionaban ante los chillidos de las crías buscándolas y devorándolas, mientras que las ratones madres intentaban darles de comer.

Se agregó oxitocina a las hembras vírgenes y cambiaron la firma neuronal y el comportamiento de estos roedores ante los chillidos de las crías demandadno alimento y atenciones. Actuaron como si fueran su camada.

¿Reaccionan igual los ratones machos ante el estímulo de la oxicina? Sí, aunque de una manera más lenta. Lo que las vírgenes arendieron en 12 escasas horas a los machos les costó hacerlo entre tres y cinco días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario