jueves, 17 de mayo de 2018

Robos de arte.

La profundidad de un Da Vinci. Los juegos de luces de un Vermeer. El colorido de un Van Gogh. Todos han modelado el canon del arte occidental. Todos han despertado la codicia de los amigos de lo ajeno.

 Aunque el robo de obras de arte parece novelesco o de película (LA TABLA DE FLANDES, LA NOVENA PUERTA) es un modo como otro cualquiera para los grupos terroristas o elcrimen organizado  para blanquear dinero.


EL LOUVRE.

La Gioconda no fue siempre famosa. De hecho, su robo en 1911 - y la publicitada búsqueda de su paradero por los periódicos- hicieron que se volviera popular.

El Louvre contrató al albañil Vincenzo Peruggia para instalar vitrinas protectoras sobre las pinturas, incluído el pequeño retrato de la Gioconda. Peruggia s escondió durante la noche en un armario y salió al día siguiente por la puerta con el cuadro escondido bajo su blusón de obrero. A pesar de haber sido entrevistado en dos ocasiones por los gendarmes, Peruggia no fue capturado hasta 1913, cuando intentó vender la tela a un tratante de cuadros florentino.

MUSEO DE BELLAS ARTES DE MONTREAL.

Lo han robado en dos ocasiones. En septiembre de 2011, y en octubre del mismo año, un ladrón no identificado robó dos pequeñas esculturas de piedra que se exhibían sin estuches protectores. Una, una talla de piedra arenisca de hace 2.500 años de antigüedad, valía alrededor de unmillón de dólares, y apareció en 2013 encasa de un instructor de yoga que pagó por ella la bagatela de 1000 dólares.

En 1972 tres hombres armados rapelaron a través de una claraboya, dominaron y ataron a los tres guardias de seguridad, y se marcharon a pie con 50 obras de arte, entre ellas, 18 pinturas de renombre.

Los meses siguientes hubo mensaje encriptados de teléfonos de pago, presuntos vínculaciones con terroristas y crimen organizado, y un rescate fallido de 10.000 dólares. En 2018, el paradero de las pinturas desaparecidas se desconoce.

MUSEO MOHAMMED MAHMOUD KHALIL (EGIPTO)

 Este museo fue víctima de dos robos de la misma pieza, un bodegón de flores de amapola pintado por Vincent Van Gogh. 

La pieza ue robada en 1978, pero fue encontrada en 1980 en Kuwait. En 2010 la tela fue cortada de su marco. Los funcionarios del Museo anunciaron a la prensa y al Ministerio de Cultura egipcio su recuperación erroneamente unas horas después. Es cierto que se pagó un rescate de 50 millones de dólares, pero "Poppy Flowers" sigue en aradero desconocido.

La investigación policial indica que sólo funcionaban la infame noche del robo siete de las cámaras deseguridad y ninguna de las cincuenta alarmas. 11 empleados del Ministerio de Cultura fueron declarados culpables de negligencia.

MUSEO ISABELLA STEWART GARDNER.

18 de marzo de 1990. Dos hombres disfrazados de policías llaman a las dependencias de los guardias de seguridad del famoso museo de Boston. Dicen qie están tomando medidas para reprimir un disturbio, por lo que los guardias de seguridad los deljan pasar. Dentro esposan a los dos empleados del museo.

Eran la 1:24 de la mañana. Los ladrones recolectan su botín entre esa hora y las 2:45 de la madrugada. Hacen dos viajes para cargar el botín en el maletero del coche. Las 13 piezas robadas incluyen piezas de Rembandt, Vermeer, Degas y Manet, valoradas en medio billón de dólares. 

Tras 38 años de pruebas desaparecidas, mensajes codificados al diario The Boston Globe y viajes de medianoche a los almacenes, no se ha encontrado ninguna de las obras artísticas desaparecidas. La recompensa para quien de información válida para recuperarlas en de 20 millones de dólares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario